Factores internos y externos contaminan las expectativas alcistas para el mercado. (Reuters)
Factores internos y externos contaminan las expectativas alcistas para el mercado. (Reuters)

A distinto ritmo, los activos financieros de la Argentina acusaron esta semana una serie de golpes, por novedades domésticas y del exterior, que llevaron otra vez a las cotizaciones más bajas del año, mientras que volvieron a encumbrar al dólar a máximos históricos.

Este viernes, las acciones y los bonos cayeron por ventas disparadas por la aversión inversora, debido a la aún latente tensión cambiaria y la incontenible ramificación de los casos de corrupción en la obra pública que toman cuerpo en la Justicia federal.

Al riesgo local se le adicionó la renovada debilidad de la lira turca, que  perjudicaba a los negocios en los mercados emergentes y más aún los de la Argentina, debido a que en la percepción de los fondos de inversión ambos países comparten muchos puntos en común, como los pronunciados déficit de cuenta corriente, elevados niveles de endeudamiento y una convulsionada política interna.

En las últimas horas el recorte de precios de las acciones de los bancos argentinos fue violento por el sorpresivo aumento de tres puntos porcentuales en los encajes bancarios

El índice Merval de Bolsas y Mercados Argentinos (ByMA) perdió 2,5%, a 26.277 puntos. La caída promedio de las acciones del panel líder en el acumulado de las cinco ruedas de la semana fue de 2,3 por ciento.

Este viernes los papeles del Grupo Financiero Galicia se destacaron con una baja del 6,2%, tras la presentación de un balance con ganancias por debajo de las expectativas.

En el exterior los ADR cerraron en rojo. Galicia restó 6,7% en dólares este viernes, escoltado por los bancos Supervielle (-5,5%) y Macro (-3,3%).

En 2018 hay pocos activos en el mundo que hayan caído tan fuerte como los bancos argentinos: -60% en dólares

En las últimas horas el recorte de precios de las acciones de los bancos argentinos fue violento por el sorpresivo aumento de tres puntos porcentuales en los encajes bancarios, a 31% de sus tenencias de pesos. El presidente del BCRA, Luis Caputo, dispuso la medida para evitar una mayor presión del excedente de liquidez sobre el dólar, en el marco del desarme del stock de LEBAC.  Esta medida generará una absorción estimada en unos 60.000 millones de pesos.

La pérdida de valor de los bancos argentinos en 2018 es dramática. Los ADR en Nueva York tuvieron una mala semana y el balance anual tampoco es bueno. Los papeles que más se desplomaron en los últimos 12 meses son Grupo Galicia (-56%), Banco Francés (-60,8%), Banco Macro (-60%) y Banco Supervielle (-68%).

Fuente: Rava Online.
Fuente: Rava Online.

La deuda pública recortó precios moderadamente en el Mercado Abierto Electrónico (MAE): cedió un 0,3% en promedio, liderada por los bonos nominados en dólares. El riesgo país, elaborado por el banco JP Morgan, exhibió un alza de 11 enteros, a 674 puntos básicos, al ritmo del desplome de la lira en Turquía, que se contagió a títulos emergentes.

"Tras la recuperación ensayada en las últimas ruedas, los activos domésticos vuelven a exhibir un tono de mayor cautela dado que siguen pesando sobre los inversores no sólo los duros desafíos económicos -en un mundo menos amigable para los emergentes- sino también los ruidos políticos que despiertan preocupaciones por sus implicancias", resumió el economista Gustavo Ber.

Sin embargo, el balance semanal fue positivo para los bonos soberanos: el riesgo país recortó 30 enteros (-4,2%) desde los 704 puntos básicos del viernes 10 de agosto.

"En lo que va del año Argentina es el país que muestra un mayor aumento en el rendimiento de sus bonos, como consecuencia de los factores de riesgo locales y globales", apuntaron los expertos de Puente SA.

 
Banco Central
Banco Central

"Si bien los rendimientos de los bonos de referencia de los mercados emergentes también han aumentado, Argentina sigue exhibiendo la mayor variación debido al aumento del riesgo país, relativo a las demás economías emergentes", añadieron desde Puente.

Los inversores del exterior mantienen prudencia por los títulos soberanos, atentos al desenlace de la investigación judicial por sobornos en la obra pública durante las presidencias de Néstor y Cristina Kirchner, que salpica a encumbrados políticos y empresarios nacionales.

En el plano cambiario la semana finalizó un  poco mejor que como empezó. La divisa de EEUU subió 2% en la semana y toco precios récord el lunes y el miércoles, aunque el jueves y el viernes se estabilizó como consecuencia de las recientes medidas del Banco Central, como alza en los encajes y disminución de circulante de letras LEBAC.

Puente: Si bien los rendimientos de los bonos de referencia de los mercados emergentes también han aumentado, Argentina sigue exhibiendo la mayor variación debido al aumento del riesgo país, relativo a las demás economías emergentes

"El programa de desarme gradual de LEBAC que se viene llevando a cabo puede llevar consigo una presión sobre la moneda local y requiere de medidas adicionales para evitar efectos cambiarios", apuntaron desde Invecq Consultora Económica. "Entre ellas, se destaca también el nuevo aumento de encajes bancarios que absorverá alrededor de $60.000 millones y la ampliación del 'swap' de deuda con China".

El dólar al público cerró a $30,43; en 2018 se encareció 60,8%. El dólar mayorista apenas se apreció cinco centavos este viernes, a $29,85, frente a un valor máximo histórico de $30,50 anotado el lunes y ratificado el miércoles.

"A pesar de que el BCRA planea discontinuar la oferta de LEBAC hacia el final del 2018, las suplementará a través de la venta de dólares a los inversores que busquen liquidez en moneda dura, lo que ayudará a reducir la volatilidad cambiaria", indicó un informe de la calificadora Moody's.

Seguí leyendo: