Los usuarios que sufren cortes de luz deben ser compensados por las distribuidoras
Los usuarios que sufren cortes de luz deben ser compensados por las distribuidoras

Se trata de un compromiso que puso en práctica el Ministerio de Energía y Minería que surgió de las audiencias públicas que determinaron el comienzo de recuperación del atraso tarifario que finaliza en febrero, y desde entonces se aumentará el costo del servicio por la variación de la inflación, por el cual las empresas distribuidoras en el área metropolitana de Buenos Aires se comprometen a llevar a cabo inversiones tendientes a mejorar el servicio a sus clientes.

Al respecto, se considera en el sector que el indicador más aceptado se vincula con la frecuencia y duración de los cortes de luz, por causas propias del sistema de distribución desde las estaciones de alta, media y baja tensión hasta la puerta del usuario.

Para eso se fijaron metas de cumplimiento, como promedio semestral, con módulos de marzo a agosto y de septiembre a febrero, sobre la base de una serie histórica que comienza a principios de los 90 para cada distribuidora.

El primer corte se fijó en el período marzo a agosto de 2017, y por tanto no incluye los hechos que afectaron a más de 390 mil usuarios en la segunda quincena de diciembre, donde se destaca en el sector, tanto por parte de las empresas, como de fuentes oficiales, que "gravitaron factores de fuerza mayor", como fueron la tormenta del 16/12 en el AMBA que dejó sin suministro a 252 mil usuarios de Edenor y 140 mil de Edesur; luego el 21/12 una falla en la central térmica Dock Sud que provocó el corte del servicio a 207 mil clientes de Edesur; y la tormenta del 22/12, que dejó sin el fluido a 157 mil hogares y comercios atendidos por Edenor y 52.500 de Edesur.

“Para medir la eficiencia en el servicio de distribución de la energía eléctrica se requiere tomar en cuenta la frecuencia y duración de los cortes no vinculados a situaciones de fuerza mayor, como tormentas, cortes de menos de tres minutos y fallas en líneas de transmisión de alta tensión”, destacan especialistas del sector

Sin embargo en el sector se asegura que el servicio está mejorando sostenidamente y se espera que así lo refleje el próximo informe con cierre en febrero, probablemente en los primeros días de abril.

Para medir la calidad del servicio de distribución de energía eléctrica aseguran en el Ministerio de Energía y Minería que "los indicadores más utilizados en el país y en el mundo son: 1) la frecuencia media de los cortes por usuario (System Average Interruption Frequency Index, SAIFI, según sus siglas en inglés); y 2) la duración media de los cortes por usuario (System Average Interruption Duration Index, SAIDI, según sus siglas en inglés), sobre la base de la historia de cada prestadora en más de 25 años.

La primera revisión semestral (marzo-agosto 2017) de las distribuidoras de energía eléctrica bajo jurisdicción nacional (Edenor y Edesur) realizada por el Ente Nacional Regulador de la Electricidad (ENRE) refleja el cumplimiento del sendero de mejora en la calidad de servicio fijado por la Revisión Tarifaria Integral (RTI) para el quinquenio 2017-2021.

Según explicaron altas fuentes del Ministerio, "el nuevo régimen estipula niveles de calidad de servicio por partido del GBA y por comuna de CABA, a fin de direccionar de manera más eficiente la inversión de las distribuidoras; de dichos valores desagregados se puede obtener un valor global por empresa".

En el semestre marzo a agosto de 2017, en promedio, los usuarios ni pudieron consumir energía en poco más de medio mes, con una frecuencia cercana a 4 veces en 180 días

Pago de multas millonarias

Si bien el indicador refleja el promedio semestral para cada prestadora, a los efectos determinar multas por incumplimiento del objetivo se calcula el indicador por zona y por usuario.

De ahí que luego de la primera medición surgieron, a modo de ejemplo, multas promedios a cargo de Edesur que debió descontar de las facturaciones de los usuarios afectados en ese período, entre los meses de noviembre de 2017 y enero de 2018, de $824 a los damnificados de Florencio Varela; $428 a los de Berazategui; y $237 en San Vicente; mientras que Edenor debió descontar en esos meses $458 a los clientes afectados por cortes en Pilar; $199 a los de Moreno; $129 a los de San Fernando y $106 a los de José C. Paz, entre otros.

En el caso de Edesur, el informe oficial dio cuenta de que "la frecuencia media de cortes por usuario -una vez descontados los eventos de fuerza mayor tales como fallas en alta tensión y fuertes tormentas, ajenos a las distribuidoras – fue de 3,13 veces en el semestre, por debajo de 3,28 veces fijado por la Rebalanceo Tarifario Integral (RTI), y la duración media del corte fue de 14,60 horas, también por debajo del objetivo prefijado en el sendero de reducción de 17,30 horas. Los mismos indicadores fueron 3,31 veces y 15,66 horas incluyendo los eventos de fuerza mayor".

En el caso de Edenor, "la frecuencia media de cortes por usuario fue de 4,25 veces en el semestre -por debajo de 4,82 veces fijado por la RTI – y la duración media del corte fue de 12,27 horas – por debajo de 15,10 horas fijado en el sendero", reveló el primer informe de mejora de la eficiencia energética eléctrica.

Destacan en el Ministerio de Energía que en el semestre bajó control con un techo de tolerancia de cortes y frecuencias para no sufrir multas se registraron notables mejoras en el suministro en las intendencias de Lanús, Avellaneda, Esteban Etcheverría y Presidente Perón", entre otras.

En el semestre bajó control, con un techo de tolerancia de cortes y frecuencias para no sufrir multas, se registraron notables mejoras en el suministro en las intendencias de Lanús, Avellaneda, Esteban Etcheverría y Presidente Perón

Para 2o21 ambas prestadoras están obligadas a volver a los valores medios que registraron entre 1991 y 2008, cuando producto de un intenso proceso de inversiones en infraestructura en los 90, tras la privatización de la concesión del servicios, lograron reducir drásticamente los índices de cortes y frecuencia que predominaban en los ochenta.

Al respecto, en línea con el plan de inversiones comprometido por ambas empresas para 2017 y auditado por el ENRE, al 30 de noviembre de dicho año las distribuidoras habían alcanzado, en promedio, un avance económico del 86 por ciento.

Destacaron altas fuentes del Ministerio de Energía y Minería que "si bien el plan trazado y los objetivos de mejora en cada partido del GBA y comuna de CABA son al 2021, de no cumplirse los objetivos intermedios, se aplicarán las multas establecidas según las revisiones de calidad de servicio semestrales,  fijadas por las resoluciones 63 y 64 del ENRE de 2017″, aunque el objetivo es no aplicar más multas si no que el servicio mejore y que los usuarios, a partir de tarifas más acordes con los costos del servicio, asuman un uso racional, aunque en plena libertad.

LEA MÁS: