Por qué Bianchi no practicó penales, la reacción de Cagna cuando salió Kaká y la sorpresa de Donnet: 3 anécdotas a 17 años de la Intercontinental de Boca ante Milan

Este lunes se cumple un nuevo aniversario de la consagración del Xeneize en Japón. Cómo fue el detrás de escena de aquel éxito

Carlos Bianchi fue el gran artífice de aquella consagración de Boca (AFP PHOTO/Toru YAMANAKA****)
Carlos Bianchi fue el gran artífice de aquella consagración de Boca (AFP PHOTO/Toru YAMANAKA****)

Milan era un equipo plagado de estrellas. En sus filas había nombres como los de Paolo Maldini, Cafú, Andrea Pirlo, Kaká y Andriy Shevchenko, entre muchos otros. Sin embargo, aquel 14 de diciembre de 2003 Boca se sobrepuso a cualquier subestimación y, tras vencer en la tanda de penales, se coronó campeón de la Copa Intercontinental en Japón. A 17 años de aquella consagración, los hinchas siguen recordando aquel triunfo como una de las gestas más importantes de la historia del club de la ribera.

La victoria para el Xeneize se dio luego de una ajustada definición por penales (el partido había terminado 1-1 en los 90 minutos regulares y los 30 del tiempo suplementario). Tiempo después, Carlos Bianchi, artífice de ese éxito y de otros del mismo calibre al mando del conjunto Azul y Oro, reconoció: “Jamás practiqué penales antes de una final ni tenía anotado quiénes los ejecutarían”.

“Cuando llegaba el momento, me acercaba al grupo, miraba a los jugadores a los ojos y, aquel que tenía la mirada erguida y no la bajaba, era mi candidato”, reveló en una entrevista que concedió a la agencia Télam al cumplirse diez del título. Luego, agregó: “Siempre dijeron que los penales eran mi especialidad y la verdad que me causa gracia. Nunca los preparé, sólo era cuestión de intuición y suerte”.

Para Diego Cagna, capitán de aquel equipo, el encuentro ante los italianos fue uno de los mejores de su carrera. “Me sentí diez puntos ese día, estaba muy bien, maravilloso”, dijo en el segmento Líbero Vs que se transmitió por TyC Sports hace tan solo unos días. Cuando le recordaron la formación del Milan y las figuras que tenía el equipo conducido por Carlo Ancelotti, el ex futbolista aseguró: “Nosotros no mirábamos quiénes jugaban, pensábamos que los íbamos a matar. Qué equipo, pero les rompimos el...”. Y luego bromeó: “A Shevchenko lo iba a colgar de la luz más alta (de una patada) y cuando salió Kaká agradecimos, fui y le di un beso al técnico de ellos”.

Diego Cagna era el capitán de aquel equipo (AFP PHOTO/TOSHIFIUMI KITAMURA****)
Diego Cagna era el capitán de aquel equipo (AFP PHOTO/TOSHIFIUMI KITAMURA****)

El nombre de Matías Donnet pasó a la historia debido a que fue el autor del gol que le dio el empate a Boca en el tiempo regular. Sin embargo, el por entonces mediocampista no supo hasta casi último momento si iba a estar entre los titulares. “No recuerdo si me tocó alguna vez que Carlos (Bianchi) viniera a dialogar conmigo un día antes del partido. Uno se iba dando cuenta en la semana si hacíamos fútbol porque él armaba el equipo titular. Cuando viajamos a Japón no hicimos fútbol y normalmente la charla la daba previo a la entrada en calor. La primera hoja estaba en blanco y cuando la levantabas, en la segunda estaban los dos equipos formados y te dabas cuenta si jugabas o no”, contó el santafesino al sitio oficial de Boca.

Pasados 17 años, el resonante triunfo ante un Milan multiestelar sigue teniendo ecos en la ribera. Aquella imagen de la montaña humana que se formó sobre Raúl Cascini, pateador del último penal, quedará para siempre en la retina de los fanáticos Xeneizes.

SEGUÍ LEYENDO: