Exequiel Zeballos en los entrenamientos de Boca (@exezeballos02)
Exequiel Zeballos en los entrenamientos de Boca (@exezeballos02)

En Boca se entusiasman con la llegada de Paolo Guerrero. El delantero peruano es el refuerzo que ilusiona a Miguel Ángel Russo para encarar su nuevo ciclo en el Xeneize. Incluso en los pasillos de la Bombonera aseguran que Emmanuel Mas formaría parte de la operación con el Inter de Porto Alegre.

Así, mientras el técnico aguarda por el arribo de la figura incaica, dos juveniles fueron promovidos para que trabajen con el plantel profesional en la pretemporada boquense.

El primero de ellos es Exequiel Zeballos, un delantero por afuera que en varias ocasiones fue comparado con el estilo de Ricardo Centurión. El joven de 17 años que llegó al club a través de Diego Mazzili, un empresario que lo acercó desde Rafaela cuando el Real Madrid y el Barcelona posaban sus ojos sobre el futuro diamante.

El otro es Ezequiel Fernández, también de 17 años, selló su contrato con Boca el año pasado y tiene una cláusula de salida de 10 millones de dólares. El juvenil se desempeña como mediocampista por su entrega, buena pegada y personalidad. Ambos son las dos promesas que sueñan con consolidarse en el Xeneize. Probablemente, estén en consideración cuando el equipo reanude su actividad el 26 de enero frente a Independiente en el Alberto J Armando.

Por otro lado, Rio Ferdinand, quien se encuentra a cargo del Manchester United, aseguró que tiene interés en otra de las jóvenes promesas de Boca. Se trata de Agustín Almendra, el joven mediocampista de 19 años. Aunque el volante no pudo ganarse la titularidad el semestre pasado, es seguido muy de cerca por varios equipos de primer nivel en Europa desde hace varios meses.

Al ser consultado sobre esta situación, Miguel Ángel Russo aclaró que “son chicos que recién arrancan, tienen un camino para desarrollar. Es bueno, es un jugador de Boca. Eso, de por sí, ya es bueno”.

Seguí leyendo