El reloj marcaba las 13 horas del jueves 19 de septiembre en Japón cuando Mario Ledesma daba a conocer a través de las redes sociales la lista de los 23 convocados de Los Pumas para enfrentar a Francia el próximo sábado, en el debut del equipo argentino en esta novena Copa del Mundo. Cuarenta y cinco minutos más tarde, Los Pumas realizaban el captains run –reconocimiento del Ajinomoto Stadium de Tokio– para dirigirse posteriormente al Rihga Hotel, su lugar de residencia.

Antes de la conferencia de prensa en donde Mario Ledesma repitió la formación y contestó las preguntas de la prensa argentina e internacional, junto al capitán Pablo Matera, un pintoresco y reconocido hincha japonés vestido con la indumentaria de Boca Juniors esperaba en la recepción del hotel la llegada de Los Pumas.

Isamu Kato estaba con su gorro "xeneize", el mismo que tenía estampadas todas las Copas Libertadores que ganó el club de la ribera y que lleva una inscripción en la frente: "Jugador número 12". Vestido con una remera y un pantalón auriazul, portaba su inseparable termo con el mate y los colores azul y oro, al estilo bien argentino.

Kato se hizo hincha de Boca después de verlo ganar la Copa Intercontinental aquí, en Japón. Lo vio por televisión y se emocionó con el aliento de la gente y la pasión de sus simpatizantes. A partir de allí se enamoró y hoy se declara "hincha de Boca hasta el cielo". Visitó Argentina en más de una ocasión –la última vez ante River por la Superfinal que finalmente se definió en Madrid– y por la que tuvo que regresar a Japón sin poder ver el partido.

A Los Pumas los conoció allá por noviembre del 2016, cuando el seleccionado argentino visitó en una gira  a su par de Japón, con goleada del equipo dirigido por el Huevo Daniel Hourcade por 54 a 20. Cuando se le preguntó si conocía a algún jugador de Los Pumas, no dudó en mencionar a los que se identifican con los colores de Boca: "Conozco a Matías Moroni, Nicolás Sánchez, Guido Petti y Javier Ortega Desio". Además aclaró que irá a presenciar todos los partidos de la primera fase de Los Pumas en el Mundial y que aunque aún no consiguió las entradas para el match ante Inglaterra estará sin dudas allí: "¡Y los voy a alentar con mucho huevo!".

Kato sigue a Boca y sus resultados por Youtube, ya que las doce horas de diferencia le dificultan ver los partidos en vivo. Originario de la ciudad de Kobe, con una familia integrada por su padre, madre y tres hermanos, no dudó en destacar a Sebastián Battaglia y Nahitan Nandez como sus jugadores favoritos del Xeneize, haciendo alusión a sus preferencias por los futbolistas aguerridos.

Como no podía ser de otra forma, Kato también señaló que en su país es hincha de un equipo que tiene los colores azul y amarillo: el Okinawa SV, que milita en la quinta división del torneo nipón. ¿Cuál es la particularidad? Okinawa fue fundado por Naohiro Takahara, el único futbolista japonés que militó en el fútbol argentino allá por el año 2001 cuando Mauricio Macri por ese entonces presidente del club, y se lo llevó como refuerzo a Carlos Bianchi para jugar el Torneo Apertura.

Mientras tomábamos las fotos de rigor, Kato no dejaba de entonar una tradicional canción de la hinchada boquense: "Yo no soy como esos que se quedan en casa, escuchando la radio para ver lo que pasa. Yo soy hincha de Boca no me cabe ninguna, si me andan buscando esos de la tribuna… Esos de la tribuna". Y esperando como cualquier argentino más, por una victoria de Los Pumas, en su debut ante Francia, seguramente estará alentando y cantando de esa forma el sábado.

Mientras esperaba por Los Pumas para estar cerca de ellos, nos despedimos de Isami Kato, el socio N° 234.401 de Boca con carnet en vigencia (vence en 2021) que este sábado dejará por un rato de alentar por los colores azul y amarillo, para pasar a hacerlo por el celeste y blanco de nuestros Pumas en el Ajinomoto Stadium de Tokio y lo hará como un argentino más, pero esta vez en su país natal, Japón.

El carnet como hincha de Boca
El carnet como hincha de Boca

Seguí leyendo: