El legendario Chester Williams falleció a los 49 años en Ciudad del Cabo (Foto: Shutterstock)
El legendario Chester Williams falleció a los 49 años en Ciudad del Cabo (Foto: Shutterstock)

Este viernes toda Sudáfrica y el mundo del rugby ameneció con una triste noticia: a los 49 años, murió el legendario wing Chester Williams, aquel jugador que levantó la Webb Ellis Cup con los Springboks en el Mundial de 1995.

Claro que la historia de Williams, apodado Speedster por la combinación de su nombre de pila con la velocidad que lo caracterizaba, va más allá del deporte en sí ya que fue el símbolo de un momento particular en la historia del país africano.

Para entender el peso que acarreaba el nombre de Williams alcanza con ubicarse en tiempo y espacio. Por aquella época, Sudafrica venía de dejar atrás el apartheid -un sistema de segregación racial que afectaba a Sudáfrica y Namibia, que consistía en la creación de lugares separados, tanto habitacionales como de estudio o de recreo, para los diferentes grupos raciales, con el poderío exclusivo de la raza blanca para ejercer el voto, entre otros beneficios-, abolido en 1992, y convivía con la reciente asunción de Nelson Mandela como primer presidente negro electo.

Los cuatro tries de Chester Williams ante Samoa en el Mundial 1995

Paralelamente, la entonces International Rugby Board (actualmente World Rugby) había decidido que la tercera edición del Mundial se celebrara en Sudáfrica en 1995, evento que Madiba utilizó como herramienta para dejar atrás esa guerra entre blancos y negros.

Históricamente, el deporte de la ovalada era "propiedad" de los sectores de la elite del país sudafricano, que coincidía con aquellos descendientes de holandeses y británicos; mientras que los más pobres se apoderaban del fútbol como divertimento de clase. Es así que el presidente Mandela decidió encolumnarse detrás del potencial del seleccionado de rugby y de ser anfitriones del certamen más importante para unir a un país.

Es aquí donde entra la figura de Williams, único jugador de raza negra que integró el plantel dirigido por Kitch Christie y capitaneado por Jacobus François Pienaar. Y más allá de que al wing le sobraba talento para integrar el equipo, fue tomada su participación como representación del pueblo negro.

Chester fue el único jugador de raza negra que integró el plantel campeón de 1995 (Foto Shutterstock)
Chester fue el único jugador de raza negra que integró el plantel campeón de 1995 (Foto Shutterstock)

Williams llegó con una lesión a la Copa del Mundo, hecho que se mantuvo en secreto por todo lo que implicaba su figura en el equipo. Sin embargo, consiguió recuperarse para el encuentro por los cuartos de final ante Samoa, partido en el que brilló con cuatro tries y llevó a su equipo a las semifinales.

Sudáfrica conseguiría una dura victoria ante Francia 19-15, para después vencer a Nueva Zelanda –que llegaba como favorito gracias a la explosión de otra leyenda del deporte como Jonah Lomu– por 15-12 con un drop del apertura Joel Stransky en tiempo extra.

En total, Williams acumuló 27 partidos oficiales con la camiseta de los Boks y anotó 14 tries. si bien fue el tercer negro en representar a su selección (los anteriores habían sido Errol Tobia y su tío Avril Williams), fue el primero en hacerlo después del apartheid.

Williams murió debido a un problema cardíaco (Foto Shutterstock)
Williams murió debido a un problema cardíaco (Foto Shutterstock)

Tras retirarse, Williams siguió ligado al deporte. En 2004 fue uno de los que llevó la antorcha olímpica en los Juegos de Atenas, mientras que en 2014 fue uno de los embajadores que dio cursos de rugby en las favelas de Brasil cuando se confirmó que la disciplina de la ovalada fue confirmada para los JJ.OO. de Río 2016.

Actualmente se desempeñaba como entrenador de rugby en la Universidad de Cabo-Occidental cuando falleció por un problema cardíaco.

Seguí leyendo: