El 4 de julio de 1998 Argentina y Holanda se vieron las caras en el Vélodrome de Marsella en busca de un lugar en las semifinales del Mundial que organizó Francia. A los 12 minutos, Patrick Kluivert abrió la cuenta para la Orange, pero unos instantes después el Piojo López emparejó las acciones.

El 1 a 1 reflejaba la paridad de los equipos. Con figuras de la talla de Edgar Davids, Cocu, Dennis Bergkamp, los hermanos De Boer, Gabriel Batistuta, la Brujita Verón ó el Cholo Simeone, el espectáculo amenazaba con resolverse por algún detalle.

La decisión del árbitro mexicano Arturo Brizio Carter de expulsar a Arthur Numan cuando faltaba un cuarto de hora para el final posicionó a la Albiceleste como candidata a ganar el duelo. La superioridad numérica y el cansancio físico podían colaborar para que el elenco de Daniel Passarella liquide la llave en el tiempo suplementario. Sin embargo, a 3 minutos del cierre Ariel Ortega reaccionó ante la provocación de Edwin Van der Sar y el Burrito también observó la cartulina roja.

Ariel Ortega deja a la Argentina con 10 por el cabezazo que le pegó a Van der Sar
Ariel Ortega deja a la Argentina con 10 por el cabezazo que le pegó a Van der Sar

"Nunca supe si realmente Ortega le pegó con la cabeza a Van der Sar. El gesto y el ángulo pudieron confundir al árbitro, porque además no estaba tan cerca de la jugada. Son cosas que pasan en partidos con tanta tensión. Fue una decisión que nos favoreció mucho", le dijo a Infobae Patrick Kluivert, uno de los verdugos que después de festejar su conquista se convirtió en uno de los testigos privilegiados de aquella escena.

Se cumplen 20 años del episodio que pudo tener otro desenlace. Todavía hay muchos fanáticos que responsabilizan al ídolo de River de la dolorosa eliminación. En cambio, para el ex astro del Barcelona el análisis es diferente: "No sé si fue determinante esa expulsión. El partido se jugaba en ambos lados y la calidad individual que tenían esos equipos hizo que sea un duelo muy parejo. Hasta que apareció Dennis Bergkamp y resolvió todo con un golazo, demostró que tiene una clase diferente".

El tardío cierre del Ratón Ayala, la imagen de Carlos Roa de rodillas y la exquisita definición de la estrella que se destacaba en el Arsenal concretaron el 2 a 1 favorable para el combinado que conducía Guus Hiddink. "La victoria la conseguimos por una cuerda muy fina. Si el disparo de Batistuta hubiera sido gol, el destino hubiese sido otro. Tuve un susto muy grande cuando vi que la pelota dio en el palo", recordó en el extenso diálogo que acompañó con café, medialunas y chocolates.

Edwin Van Der Sar cae después del cabezazo que le impactó Ariel Ortega (AP Photo/Lionel Cironneau)
Edwin Van Der Sar cae después del cabezazo que le impactó Ariel Ortega (AP Photo/Lionel Cironneau)

Las finales de 1974, 1978 y 2010 parecen un recuerdo lejano para la potencia que supo ser Holanda. La ausencia en Rusia y el recambio que se generó después del bronce adquirido en Brasil conforman algunos elementos del momento crítico que atraviesa la escuela que impulsó el Fútbol Total. "En Sudáfrica y en 2014 se hicieron muy bien las cosas, pero ahora estamos en una época en la que es necesario cambiar jugadores y copiar la estructura de los grandes países que lograron el éxito", deslizó la Pantera y argumentó: "Entiendo que es difícil adaptar un nuevo modelo, pero hay material para lograr un trabajo que nos permita llegar bien a las grandes competiciones. No puede ser que Holanda e Italia no estén en el Mundial. Uno no se puede imaginar un torneo sin estos equipos. Ronald Koeman hizo un gran esfuerzo para recuperar la esencia de nuestro juego".

Patrick Kluivert, en diálogo con Infobae en un hotel de Recoleta
Patrick Kluivert, en diálogo con Infobae en un hotel de Recoleta

Tal vez la renovación llegue a través de su heredero, Justin Kluivert, el goleador del Ajax que es pretendido por las potencias de Europa. El ciclo de 4 años para el Mundial de Qatar comenzará el 16 de julio, cuando ya se sepa el campeón de Rusia. En caso de no llegar al proyecto, los objetivos deberán fijarse al torneo que organizarán Estados Unidos, Canadá y México, donde habrá 48 equipos, una decisión que causó revuelo en el ambiente del fútbol.

"No soy yo quien debe decir si está bien o está mal. Si se va ampliar el número de países, se deberán hacer torneos más cortos en las ligas del mundo, porque el Mundial va a ser más largo. También será un riesgo para los jugadores, porque el cuerpo humano tolera una cierta cantidad de partidos y el calendario debería ajustarse para que no tengan que jugar más  de los que juegan en la actualidad. Dudo de que sea una buena implementación, pero hay que respetarla", concluyó el ex delantero que cosechó 205 tantos a lo largo de su carrera con las camisetas del Ajax, Milan, Barcelona, Newcastle, Valencia, PSV y Lille.

Seguí leyendo