Tras la cena, hubo un cónclave entre toda la delegación argentina en la concentración (AFP)
Tras la cena, hubo un cónclave entre toda la delegación argentina en la concentración (AFP)

Los dos goles de Ahmed Musa ante Islandia le habían devuelto el aliento a todos los integrantes del plantel argentino. Algunos decidieron seguirlo en el cine improvisado de la concentración; otros se recluyeron en sus piezas. Las muecas de sobria alegría reaparecieron en las caras apesadumbradas que dominaron la escena tras la caída ante Croacia. Llegó el momento de hablar.

Después del partido, la delegación nacional cenó y en la sobremesa surgió el momento de reflexión: una reunión cumbre entre futbolistas, cuerpo técnico y dirigentes que lideraron Jorge Sampaoli, Lionel Messi, Javier Mascherano y Claudio Tapia.

El plantel, que en la previa se habría juntado para volver a ver la derrota ante Croacia, tuvo en la voz del capitán Messi y el sub capitán Mascherano el canal para transmitir su mensaje sobre el presente que atraviesan.

Messi fue uno de los que tomó la voz cantante en la reunión (AP)
Messi fue uno de los que tomó la voz cantante en la reunión (AP)

Las cuatro voces que hablaron representando a las diferentes partes se unificaron en una premisa: salir adelante de este momento más allá de cualquier diferencia existente y aprovechar lo ocurrido con Nigeria para enterrar las presentaciones ante Croacia e Islandia.

Las versiones indican que el cortocircuito entre las partes es notorio y por eso se promovió este diálogo. En pleno Mundial, no pueden darse el lujo de permitir que los problemas internos resquebrajen la figura de la selección nacional. La mejor forma de mostrarlo será el próximo martes (desde las 15, hora Argentina) contra Nigeria en el partido que definirá la suerte nacional en el mundial de Rusia.

Ayer Sergio Agüero había dejado en evidencia algunos de los chispazos con los que conviven al lanzar una determinante frase sobre las declaraciones del entrenador. Si bien la interpretación de la pregunta había sido errónea y el "Kun" habría tenido un diálogo con el DT para zanjar las diferencias del momento, quedó expuesta una relación de tensión.

El cónclave para recomponer la relación entre los componentes ya se desarrolló y ahora el foco será futbolístico: mañana se entrenarán con la idea de empezar a diagramar el equipo de cara al choque ante Nigeria. Se especula con que Franco Armani reemplazará a Wilfredo Caballero y el DT volverá a plantar una línea de cuatro defensores.

Habrá tiempo de trabajar hasta el lunes, cuando suban al vuelo que cubrirá los 700 kilómetros hasta la ciudad de San Petersburgo donde el martes se disputará el choque ante los africanos.

Seguí leyendo: