El presidente Jair Bolsonaro, con el trofeo de la Copa América, rodeado por los futbolistas de Brasil (Foto: REUTERS/Ueslei Marcelino)
El presidente Jair Bolsonaro, con el trofeo de la Copa América, rodeado por los futbolistas de Brasil (Foto: REUTERS/Ueslei Marcelino)

El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, fue tan ovacionado como abucheado al acudir al centro de la cancha del estadio Maracaná de Río de Janeiro para participar en la ceremonia de premiación a la Canarinha por la conquista del noveno título de Copa América, luego del triunfo por 3 a 1 frente a su similar de Perú.

Bolsonaro se desplazó hasta la tarima de premiación instalada en el centro de la cancha acompañado por el presidente de la Confederación Sudamericana de Fútbol, Alejandro Domínguez, quien se sentó a su lado en el palco durante el desarrollo del encuentro. Y en el minuto de la corta caminata sobre el césped el Maracaná retumbó con gritos en favor y contra el mandatario. Mientras que parte del estadio lo abucheó, otra parte lo saludó al grito de "mito", como el líder ultraderechista es conocido por sus seguidores.

Pese a que los gritos de apoyo superaron los abucheos en algunos sectores del estadio carioca, el jefe de Estado, en general, prácticamente salió empatado entre seguidores y críticos.

Bolsonaro fue el segundo en la fila de los que saludaron a todos los premiados y felicitó efusivamente a cada uno de los jugadores brasileños. Luego, participó como un futbolista más en los festejos y hasta se permitió alzar el trofeo, rodeado por el plantel, en las fotos que recorrieron el mundo.

El líder ultraderechista ya había presenciado dos de los partidos de la Copa América 2019: uno de ellos, en Belo Horizonte: la semifinal frente a Argentina, en la que tanto en la previa como durante el entretiempo ensayó una especie de "vuelta olímpica" con una camiseta de Brasil, saludando al público en un momento de gran fervor, como un Superclásico de las Américas.

Bolsonaro saludó a los fanáticos, con una camiseta de Brasil en la mano, antes y en el entretiempo del clásico ante Argentina

En su artículo 60, el reglamento de "Seguridad en los Estadios" de la FIFA prohíbe "terminantemente la promoción o el anuncio por cualquier medio de mensajes políticos o religiosos o cualquier acto político o religioso en el estadio o sus inmediaciones antes, durante y después de los partidos". En consecuencia, su accionar podría encuadrar en una violación a dicho reglamento.

El artículo del reglamento de la FIFA que se refiere a la “acción política”
El artículo del reglamento de la FIFA que se refiere a la “acción política”

De hecho, la Asociación del Fútbol Argentino, en su dura carta a la Conmebol por el arbitraje ante Brasil, subrayó de manera crítica la actitud de Bolsonaro. "La imprudencia en la designación arbitral generó un evitable ambiente previo al encuentro, agravado por la presencia del presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, en el estadio Mineirao de Belo Horizonte, que no pasó inadvertida para jugadores, dirigentes, y público en general, ya que fueron evidentes sus manifestaciones políticas durante el desarrollo del juego, no pudiendo dejar de mencionar que en el entretiempo dio una verdadera vuelta olímpica por el estadio", señaló la misiva, firmada por Claudio Tapia, presidente de la AFA.


La carta de AFA a Conmebol, que incluyó críticas a Bolsonaro

El festejo del presidente de Brasil, que luego de la entrega de premios celebró como un futbolista más (Foto: REUTERS/Sergio Moraes)
El festejo del presidente de Brasil, que luego de la entrega de premios celebró como un futbolista más (Foto: REUTERS/Sergio Moraes)

Con información de EFE

SEGUÍ LEYENDO: