La reacción de los niños cuando ven al capitán de Argentina

La escena se dio en la previa del clásico entre Argentina y Brasil, por la primera semifinal de la Copa América, y quedó empañada por el arbitraje polémico que resultó decisivo en la victoria 2-0 del equipo local. En el superclásico de las Américas, Lionel Messi, de 32 años, jugó su mejor partido en la competencia. Sin embargo, los goles de Gabriel Jesus y Roberto Firmino le quitaron el sueño de jugar otra final, y el sábado disputará el duelo por el tercer puesto. A los niños que ofician como mascotas en el certamen continental poco les importa el resultado. La "Pulga" ejerce una atracción sobre los jóvenes. Y el video de lo sucedido con ellos en el Mineirao se hizo viral.

Parados junto a las formaciones de Argentina y Brasil que estaban a punto de ingresar al campo de juego en Belo Horizonte, junto a nombres como Dani Alves, Germán Pezzella y Juan Foyth, se puede observar que a los nueve niños lo único que les importa es dónde está el delantero del Barcelona. Cuando entre los movimientos divisan a Messi, comienzan a sonreír, a saltar y a señalarlo. "Messi, Messi", vociferan, entusiasmados.

En el medio pasa Sergio Agüero, otro de los preferidos de los chicos, que saluda con un choque de palmas a uno de los admiradores. Pero el resto sigue embelesado con Messi. El momento más tierno es cuando el capitán se acerca a la formación, lentamente, y el niño más alto lo sigue con la mirada, desbordando inocencia y afecto. "Messi", susurra. Y luego todos se quedan observando cómo el 10 saluda a sus adversarios.

Los chicos alcanzan su sueño: saludar al astro rosarino

La historia tiene final feliz… Y se pudo ver en la transmisión oficial. Luego de un sentido abrazo con su ex compañero y amigo Dani Alves, y el apretón de manos protocolar con Casemiro y el arquero Alisson, los chicos cumplen su gran anhelo: el atacante los saluda afectuosamente. Y el más alto, el de la mirada hechizada, recibe una caricia en en el cabello. Una prueba más de lo que genera una estrella como Messi en todo el planeta, cuyo impacto va mucho más allá de los resultados.

SEGUÍ LEYENDO: