El falso Messi se abraza con el imitador de Ronaldinho en la puerta del Mineirao (@mediotiempo)
El falso Messi se abraza con el imitador de Ronaldinho en la puerta del Mineirao (@mediotiempo)

Como es habitual en este tipo de eventos, el color de los hinchas se ampara en el entusiasmo, la expectativa y el deseo de llegar a la final de la Copa América. Desde temprano, los fanáticos brasileños y argentinos se reunieron en las inmediaciones del Mineirao para palpitar el choque decisivo que entregará al máximo aspirante al título continental.

Así lo reflejaron los personajes que se visten y actúan como los ídolos sudamericanos. Un falso Messi se mostró en las redes sociales junto al imitador de Ronaldinho. Lo llamativo es que ambos jugadores (los verdaderos) se conocen por su pasado en el Barcelona.

Por otro lado, un joven hincha local también se manifestó a favor de la hermandad entre ambos pueblos al vestir una camiseta dividida entre la del pentacampeón del mundo y la de la Albiceleste. Sin embargo, a la hora de elegir a su máximo referente futbolista el simpatizante no dudó: Lionel Messi.

CAF232. BELO HORIZONTE (BRASIL) La 10 le pertenece a la Pulga (Foto: EFE/Yuri Edmundo)
CAF232. BELO HORIZONTE (BRASIL) La 10 le pertenece a la Pulga (Foto: EFE/Yuri Edmundo)

El aspecto negativo fue el que protagonizaron los ultras brasileños, quienes intentaron molestar a la delegación liderada por Lionel Scaloni con el uso de pirotecnia donde concentra la Argentina durante toda la noche.

Más allá de este método ya conocido, los locales se despacharon con otra manera de molestar a los jugadores de la Selección. A primera hora de la mañana, varias habitaciones recibieron una llamada del servicio de despertador, algo que obviamente no habían solicitado.

Era de esperar que el público brasileño recurra a estas estrategias para irritar al conjunto dirigido por Scaloni. Otro factor que incidió en el equipo capitaneado por Lionel Messi es el del número de espectadores que acudieron al Mineirao. Según la información brindada por la organización solo hubo 7 mil hinchas argentinos; mientras que los de camiseta amarilla eran más de 55 mil en las tribunas, que hicieron sentir su condición de local.

Seguí leyendo