Esteban Andrada quedó en la puerta de cumplir su sueño de participar de la Copa América con la selección argentina. Una lesión lo marginó del torneo a 24 horas del debut contra Colombia y pone en duda su normal participación en la temporada con Boca.

"Hablé con los médicos de Boca y en el momento de la resonancia no salió nada grave, pero tengo que esperar a que se desinflame para ver si el grado es mayor o menor. Depende que pasen los días. Si desinflama y me deja trotar, no es nada. Pero si me impide hacer eso, capaz me tengo que hacer una atroscopia", declaró el arquero de 28 años desde el campo de juego del Estadio Fonte Nova de Salvador de Bahía, donde Argentina debutó contra Colombia.

El futbolista, que retornará al país tras el duelo inicial de la Copa América, detalló cómo sufrió la lesión en la rodilla derecha: "Estábamos haciendo la pelota parada y choqué con Guido Rodríguez. Encima éramos compañeros, estábamos jugando a favor. Fue una pelota desde tres cuartos, no pudo frenarse y me agarró justo en la rótula".

El ex Lanús explicó que se le "llenó de líquido la rodilla" tras el golpe. "Estoy triste pero puede pasar en un entrenamiento o en un partido. Es un momento duro pero tengo que estar fuerte de la cabeza para mirar para adelante. Todos me fueron a ver la la habitación, muy bien los chicos", aseguró.

En su lugar fue citado el arquero del Udinese italiano Juan Musso, quien viajó en un avión hacia Brasil que aterrizó hoy a la mañana e inmediatamente se acopló al plantel, a tal punto que se sentó en el banco de suplentes como opción para el entrenador Lionel Scaloni en el compromiso ante Colombia.

Seguí leyendo: