Soccer Football - Superliga - Boca Juniors v Gimnasia y Esgrima - Alberto J. Armando Stadium, Buenos Aires, Argentina - March 7, 2020 Gimnasia y Esgrima coach Diego Maradona before the match REUTERS/Agustin Marcarian TPX IMAGES OF THE DAY
Soccer Football - Superliga - Boca Juniors v Gimnasia y Esgrima - Alberto J. Armando Stadium, Buenos Aires, Argentina - March 7, 2020 Gimnasia y Esgrima coach Diego Maradona before the match REUTERS/Agustin Marcarian TPX IMAGES OF THE DAY

“La economía de los clubes es muy difícil de sostener, el fútbol cuenta con un solo ingreso, los derechos de televisión. Los sponsors no pueden cumplir sus obligaciones, va a ser muy difícil salir de esto. Necesitamos la capacidad y solidaridad de todos los dirigentes para ver cómo salimos de esta situación".

Las palabras de Claudio Tapia, presidente de la AFA, ofrecieron un panorama completo. Para el fútbol argentino,la crisis por el coronavirus también es económica. Sin actividad y sin fecha de regreso a la acción (por decreto del gobierno nacional, la cuarentena obligatoria se extiende hasta el próximo 12 de abril inclusive); si bien las empresas que tienen los derechos de TV de la Superliga confirmaron el pago de la cuota del mes de abril, algunos clubes ya comenzaron a sugerir la posibilidad de una reducción de sueldos de los jugadores, tales los casos de Juan Sebastián Verón en Estudiantes o de Víctor Blanco en Racing.

En ese contexto, también se dio un particular ida y vuelta entre Carlos Tevez y algunos de sus colegas del Ascenso, de ingresos menos suculentos. “Cualquier jugador puede vivir seis meses o un año sin cobrar o con el sueldo mínimo. No se compara con gente que vive al día, que tiene que salir a las 6 de la mañana y volver a las 7 de la tarde para comer al otro día. Tenemos que estar, ayudar, ir a los comedores”, dijo el capitán de Boca, mientras que otros jugadores le salieron al cruce. Uno de ellos fue Luis Salmerón, delantero de Los Andes: "Que le avisen a Tevez que en el ascenso hay jugadores que viven el día a día con los sueldos. Y que estamos un par de meses sin cobrar. Y muchos tienen la misma inquietud que cualquier trabajador que si no cobra se le complica vivir”, escribió en su cuenta de Twitter.

Pues bien, desde su aislamiento social en su casa de Bella Vista, Diego Maradona se preocupó por la situación de los jugadores más vulnerables. Los chicos de primer contrato, los que juegan en el Ascenso. Hoy por la mañana mantuvo una extensa conversación con Sergio Marchi, titular de Futbolistas Argentinos Agremiados y se comprometió a darle una mano y transformarse en nexo con los clubes para generar un puente de diálogo y explicarles cada contexto.

“Los jugadores son los que generan, el mundo del fútbol se mueve por nosotros, sino sería una calesita vacía, daría vueltas y nadie la miraría. Muchos pibes se rompieron, quedaron sin un mango y sin embargo siguieron poniendo la cara por los clubes. Hoy es momento que ellos tengan la contención que se merecen y que los clubes les garanticen sus salarios”, le dijo Maradona a Infobae.

El actual entrenador de Gimnasia y Esgrima La Plata también comprende la pérdida de ingresos de las instituciones por la coyuntura inédita impuesta por el COVI-19. Ante el panorama, esgrimió su plan: "No son todas las situaciones iguales. Por eso el ejemplo de Alemania es muy bueno. Los jugadores que tuvieron la suerte de ganar mucha guita en toda su carrera, hoy deberían armar un fondo común para ayudar a los pibes del ascenso. Por nuestra parte estoy dispuesto a juntarme con los colegas entrenadores para ayudar a los técnicos del ascenso. De esta se sale con solidaridad porque alguna vez todos cobramos un primer sueldo y sabemos lo que eso significa”.

En la Bundesliga, la idea resultó revolucionaria: Bayer Leverkusen, Bayern Munich, Borussia Dortmund y RB Leipzig fueron vanguardistas y decidieron donar 20 millones de euros para asistir al resto de los 32 clubes que integran la estructura de la competición germana. Diego no sólo propone que las dirigencias hagan su aporte. También convida a los jugadores de trayectoria más extensa y cuenta bancaria con más oxígeno.

“Yo estoy a muerte con el Turco Marchi. Muchos le pegan pero es el tipo que siempre pone la cara por los jugadores. Yo me comprometí a laburar mano a mano con él. Nunca dejé en banda a los jugadores y no lo voy a hacer ahora”, agregó el astro, de 59 años.

“Hay algunos que ahora se hacen los boludos y quieren aprovechar este momento para no pagar y vienen con quilombos desde hace años. Parece que siempre tuvieron una pandemia en sus clubes. Así que ahora no busquen excusas porque los jugadores tienen que cobrar para comer. Hay jugadores que pueden no cobrar un tiempo, es cierto y lo sabemos. Pero hay jugadores que no pueden no cobrar ni siquiera un mes y a esos los clubes le tienen que pagar. Que busquen la manera. Con la ayuda de todos, pero ellos tienen que cobrar”, fue concluyente el Diez, que ya motoriza su idea, compartiéndola con distintos protagonistas del mundo del fútbol.