La recordada final a cinco sets ante Roger Federer es una historia conocida por todos sus fanáticos. Las semifinales ante Rafa Nadal, los cuartos contra Marin Cilic y el extenso camino que atravesó frente a Pico Mónaco, Jürgen Melzer, Daniel Köllerer y Juan Carlos Ferrero marcaron la hazaña que protagonizó Juan Martín del Potro en el US Open de 2009.

El título de Grand Slam en el mejor momento de su carrera concluyó con una fiesta inesperada que le organizó Justin Timberlake en su honor, por haberse quedado con la gloria en el certamen de los Estados Unidos.

Juan Martín del Potro y Roger Federer luego de la final del US Open(AFP)
Juan Martín del Potro y Roger Federer luego de la final del US Open(AFP)

"Creo que la anécdota no la conoce mucha gente", advirtió el tandilense en un video que se viralizó en las redes sociales y continuó con su relato: "Cuando terminó la final estaba festejando con todo mi equipo y se hizo muy tarde. Llegamos al hotel como a las dos de la mañana y de pronto sonó el teléfono. Cuando atiendo, del otro lado estaba Justin Timberlake"

La sorpresa y la ansiedad que se generó cuando La Torre reveló aquel episodio que terminó de la mejor manera para el argentino. "Me estaba llamando para invitarme a una fiesta privada que había organizado con su gente, porque él había estado en el partido y sabía que yo quería celebrar", recordó el tenista.

"Se le ocurrió agasajarme con su propia fiesta y sin dudarlo fuimos a festejar. Me acuerdo que duró hasta altas horas de la noche", concluyó Del Potro entre risas sobre la noche que quedó en su memoria como una de las mejores veladas de su vida.

Uno de sus hitos más importantes: el Us Open 2009 (Reuters)
Uno de sus hitos más importantes: el Us Open 2009 (Reuters)

Seguí leyendo