“¡Casi me echan del Bernabéu!”, reconoció Máximo Gallardo sobre la final ante Boca (Foto: Facebook)
“¡Casi me echan del Bernabéu!”, reconoció Máximo Gallardo sobre la final ante Boca (Foto: Facebook)

Máximo Gallardo además de ser el padre de Marcelo es también uno de sus principales confidentes y el hombre que siempre está cerca del plantel de River acompañando a su hijo en todos los momentos históricos que ha atravesado durante los últimos años.

El hombre que actualmente trabaja en la institución de Núñez como ojeador de talentos recordó su particular anécdota en el Estadio Santiago Bernabéu durante la final entre River y Boca de la Copa Libertadores: "¡Casi me echan del Bernabéu! 'No te podés parar', me dijeron. Llegó un momento que me paré y me fui para atrás. Y me empezaron a tirar bronca, porque allá todo el mundo lo ve sentado. 'Por favor, puede volver a su asiento'. 'Bueno, está bien'", relató en una entrevista que le brindó al medio partidario La Página Millonaria.

"Después me fui caminando, me olvidé de subir al micro. Estaba el micro de los familiares esperando. Me volví caminando, caminé como 50 cuadras. Me mezclé entre la gente, todos los familiares al micro y yo ni bola. Me volví caminando como media hora. Cuando llegué al hotel estaba Matías Patanian esperándome para abrazarme", contó entre risas sobre el periplo que atravesó luego del pitazo final en Madrid.

El padre del Muñeco contó que su jugador preferido es Ignacio Fernández y bromeó sobre la la "locura" de ambos por querer enfrentar nuevamente a Boca: "Yo digo que Marcelo está loco. Y yo debo estar loco como él porque yo también quiero jugar con Boca. En todos los partidos, me gusta jugar con Boca".

Máximo confesó que espera que su hijo algún día asuma el mando de la selección argentina y habló sobre el camino en el mundo del fútbol de sus dos nietos: "Nahuel es el que más la tiene que pelear. Quizás en otro club tiene más chances de jugar. Pero es difícil. Siempre le digo que tiene que trabajar y se lo tiene que ganar. Ojalá algún día le toque jugar, se gane el puesto y no salga más del equipo titular. Matías es un genio, tiene todo del padre. Todo".

"Yo hablo siempre con Marcelo. No hablamos del partido, siempre de cosas de la familia. Yo estaba en el hotel donde estaban ellos en la final de Madrid, comía con ellos. Marcelo estaba muy tranquilo, yo veía muy tranquilo a todos", relató.

Seguí leyendo: