En su arribo al país, Daniele De Rossi tuvo chofer propio para instalarse. Pero con el correr de los días y ya habiéndose aclimatado a Argentina, se animó a manejar vehículo propio y concurre a los entrenamientos en un modelo lujoso que tiene un valor de casi 70 mil dólares.

Se trata del DS7 Crossback, un vehículo utilitario deportivo de alta gama con el que el italiano se pasea por las calles de Buenos Aires. Es un coche desarrollado independientemente por DS Automobiles, diferenciándose de los anteriores números (DS3 y DS4) que estaban regidos por los Citroën.

Entre otras características, cuenta con sistema de sonido con 14 altavoces, pantalla táctil central de 12" HD con botones universales sensibles, visibilidad nocturna optimizada, cámara infrarroja que detecta peatones o animales en el camino hasta a 100 metros de distancia. Además, posee sensores que escanean la ruta y previenen de imperfecciones en el camino: una computadora registra en tiempo real estos detalles para ajaustar la firmeza o suavidad de la suspensión y asegurar el confort en el manejo.

Respecto a la mecánica, tiene dos motores térmicos potentes con nueva caja de cambios automática de última generación y ocho velocidades. Los asientos (incluso los traseros) se pueden reclinar eléctricamente y están hechos de espuma de alta densidad. En los delanteros hay calefacción, ventilación y masajes (con cinco modos disponibles).

A fines del año pasado salió a la venta en el país, con un valor que supera el millón de pesos.

SEGUÍ LEYENDO