Sergio Ramos y Pilar Rubio disfrutan de sus horas más felices luego de haber sellado su amor en la Catedral de Sevilla hace unas semanas atrás. Los flamantes marido y mujer viajaron rumbo a Costa Rica para comenzar una luna de miel inusual, acorde al extraordinario casamiento que organizaron.

Los españoles compartieron en sus redes sociales diferentes postales del descanso en las playas caribeñas y se mostraron acompañados por el arquero tico Keylor Navas y su esposa, Andrea Salas. "Empezando un día de aventuras y celebrando el cumple de Andrea Salas. Pura vida", posteó Rubio en su cuenta de Instagram.

Rubio, Salas, Navas y Ramos compartiendo en la luna de miel de la flamante pareja
Rubio, Salas, Navas y Ramos compartiendo en la luna de miel de la flamante pareja

Las actividades fueron varias: desde paseos en moto de agua, bungee jumping o un vuelo en helicóptero, hasta surf. "Agárrate fuerte … ¡y disfruta del viaje! No está mal para un surfista novato", escribió el defensor del Real Madrid junto con un video intentando dominar las olas costarricenses. "¿Cuántos delfines aparece en el video, Sergio Ramos?", se preguntó Rubio en la filmación de ambos a bordo del vehículo acuático.

Sin embargo, uno de los detalles que se viralizó en las redes sociales estuvo relacionado al nuevo tatuaje del futbolista de 33 años y capitán del elenco Merengue. Ramos se hizo un unicornio y en el centro del dibujo tres estrellas simbolizando a sus hijos: Sergio Jr, Alejandro y Marco. Esa criatura mitológica fue uno de los centros de la boda, según contaron, a raíz del fanatismo que tienen los niños.

El tatuaje que lució Ramos junto con Keylor Navas en Costa Rica
El tatuaje que lució Ramos junto con Keylor Navas en Costa Rica

La particular celebración entre el deportista y la presentadora tuvo, entre las 500 invitaciones repartidas, invitados de lujos como David Beckham, Luka Modric, Roberto Carlos y Sergio Busquets. Si bien se filtraron pocas imágenes por la prohibición de utilizar celulares, se pudo ver que en la finca que es propiedad de la pareja hubo juegos típicos de parque de atracciones, un "dragón gigante" que simulaba volar y hasta un show musical de la mítica banda sueca "Europe".

También hubo espacio para la polémica: una empleada que trabajó durante la celebración denunció haber sido tratada "como a un perro". Aunque aclaró que los recién casados seguramente desconocían las condiciones en las que debieron desempeñar sus tareas.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: