Argentinos Juniors dio el golpe en Avellaneda y eliminó a Independiente de la Copa de la Superliga. Tras haber logrado una victoria por 3 a 2 en el Diego Armando Maradona, los de Diego Dabove arribaron al Libertadores de América con la intención de hacer valer la diferencia adquirida en su propio campo.

La pierna fuerte fue la herramienta principal que empleó el Bicho para equiparar sus fuerzas con la jerarquía y el talento de los hombres del Rojo. Las faltas tácticas y los dientes apretados fueron algunos argumentos que le permitieron a la visita enmudecer a los hinchas locales y sacar los boletos a los octavos de final donde espera San Lorenzo.

Como los jugadores de Independiente manifestaron sus críticas y quejas por el juego de desarrolló Argentinos, Carlos Quintana salió al cruce después de finalizado el encuentro y habló de la actitud de sus colegas del Rojo.

"No sabía que ellos eran nenitos de 12 años que no jugaban a nada", sorprendió en su análisis el Hacha (apodo que hace referencia a su estilo rústico en la marca).

No conforme con su afirmación, el ex Lanús que comenzó su carrera como delantero y luego se convirtió en un áspero defensor continuó con una descripción detallista que expuso las debilidades de Independiente: "Ellos decían que no jugaban de esa forma, pero del manotazo que le tira un jugador de Independiente a Miguel (Torrén) no dijeron nada. La verdad que esas cositas que dijeron nosotros las tomamos y las transformamos en garra, sacrificio y humildad dentro de la cancha".

"Demostramos que somos superiores a ellos", concluyó Quintana, quien ya afila sus garras para preparar su próximo compromiso frente a San Lorenzo.

En Independiente, en tanto, la continuidad de Ariel Holan quedó en duda y para despojar las interrogantes el técnico deberá revertir su situación en la Copa Sudamericana, única competencia que le queda al Rojo hasta el comienzo de la próxima Superliga.

Seguí leyendo