En el partido que abrió la 25° fecha de la Superliga, la cual marca el cierre del certamen, San Martín de Tucumán y San Lorenzo empataron 0-0.

En "la Ciudadela" de Tucumán se enfrentaron dos equipos con ansias de maquillar una pobre temporada. El elenco local, ya descendido, buscaba terminar el torneo con una sonrisa, mientras que "El Ciclón" apostaba a alcanzar el magro objetivo de no terminar último (más allá del descuento de seis puntos que le hizo la Superliga y que se encuentra en instancia de apelación).

La primera parte tuvo un desarrollo acorde a la floja realidad de los dos equipos. La etapa no tuvo mayores emociones y los protagonistas se dividieron la posesión de la pelota. El local se adelantó en los primeros minutos, aunque sin generar demasiado peligro contra el arco que en esta ocasión defendió Sebastián Torrico. La jugada más polémica fue una en la que Gabriel Rojas barrió a Hernán Petryk en el área y todos reclamaron penal, pero el árbitro Pablo Dóvalo ordenó seguir con las acciones.

La visita logró nivelar la cancha con el correr de los minutos y hasta tuvo, tal vez, la más clara con un remate de media distancia de Gerónimo Poblete sobre los 43 minutos, que se fue apenas desviado.

Los dirigidos por Jorge Almirón contaron con una buena chance para abrir el marcador el inicio del complemento. Sobre los 9', Nahuel Barrios hizo una gran jugada por la izquierda, con caño incluido, y mandó el centro atrás para la entrada de Andrés Rentería. El colombiano remató al arco, pero se encontró con la buena reacción del arquero Pedro Fernández, que tapó con el pie.

En un encuentro deslucido, las acciones debieron pararse momentáneamente sobre la mitad del segundo tiempo debido a que los hinchas locales arrojaron pirotecnia, encendieron bengalas y se treparon al alambrado.

Cuando el clima álgido se calmó, el partido continuó, aunque sin novedades en el marcador. Ambos equipos arriesgaron algo más, pero chocaron contras sus propias falencias y ya no pudieron cambiar la historia.

De esta manera, San Martín de Tucumán -con Ricardo Caruso Lombardi como DT- cerró su año en la Superliga con solo 23 puntos, producto de cuatro victorias, once empates y 10 derrotas. Su máxima alegría en la temporada será el triunfo en el clásico provincial ante Atlético por 3-2 en la fecha 14°. A partir del segundo semestre, "El Ciruja" jugará en el Nacional B.

San Lorenzo, en tanto, finalizó con 24 unidades tras conseguir tres victorias, 14 igualdades y ocho caídas. La paridad en Tucumán le aseguró no salir último, aunque aún resta saber qué pasará con el descuento de seis puntos que le impuso el tribunal de Disciplina de la Superliga.

La próxima semana, los dos equipos comenzarán su participación en la primera fase de la Copa de la Superliga.

Formaciones

Árbitro: Pablo Dovalo

Estadio: La Ciudadela