Foto: REUTERS/Juan Medina
Foto: REUTERS/Juan Medina

La Selección tuvo una pobre producción en Madrid y perdió 3 a 1 frente a Venezuela. La falta de trabajo, la improvisación y la sorpresiva actitud del rival concretaron el histórico triunfo de la Vinotinto en la casa del Atlético Madrid.

Salvo por el talento indiscutible de Lionel Messi y el sacrificio individual de Lautaro Martínez, la Argentina jugó mal en todas sus líneas. Fue un paso en falso de cara a la preparación que desarrolla Lionel Scaloni en vísperas de la Copa América que organizará Brasil a partir del 14 de junio.

(Foto: PIERRE-PHILIPPE MARCOU / AFP)
(Foto: PIERRE-PHILIPPE MARCOU / AFP)

El 1×1

Franco Armani (4): A pesar de tener una buena intervención en el mano a mano ante Darwis Machís, no contó con la reacción necesaria en el primer gol. En la segunda conquista no tuvo ninguna responsabilidad y en el penal tampoco acertó. Le faltó autoridad.

Gonzalo Montiel (4): Pasó desapercibido. Su juego fue intrascendente y no se asoció en sus limitadas proyecciones.

Gabriel Mercado (2): Fue de lo peor del equipo. Falló en el primer gol de Venezuela y su experiencia no le sirvió para ser la voz de mando. El técnico lo incendió cuando lo sacó en el entretiempo.

Juan Foyth (3): Otro de los centrales que dejó más dudas que certezas. Cometió el penal que sentenció el juego y sus desconcentraciones contribuyeron en la ofensiva de la Vinotinto.

Lisandro Martínez (4.5): Fue el más aceptable de la defensa, aunque su producción no fue aprobada. Sus intenciones en su faceta ofensiva fueron una muestra interesante, pero se olvidó de la marca.

(Foto: BENJAMIN CREMEL / AFP)
(Foto: BENJAMIN CREMEL / AFP)

Leandro Paredes (4): A los 12 minutos Scaloni cambió el esquema y tuvo otra responsabilidad. No cortó, ni distribuyó. Quedó claro que es un volante central que necesita compañía.

Nicolás Tagliafico (5): Más sacrificio que buen juego. Se proyectó por el sector izquierdo y su velocidad fue una herramienta desaprovechada.

Giovani Lo Celso (5.5): Fue uno de los pocos que logró asociarse con Messi y Lautaro Martínez. La figura del Betis brindó la única asistencia en el descuento argentino.

Gonzalo Martínez (3): Otro de los quemados por Scaloni. Mucha expectativa y poca realidad. Tímido en la ofensiva, el ex River fue reemplazado al término del primer tiempo por Matías Suárez

Lionel Messi (6.5): El único aprobado del equipo. Con su talento se encargó de amenazar a Fariñez con la pelota parada y abastecer a Lautaro Martínez. De todos modos, su regreso no fue el esperado.

(Foto: BENJAMIN CREMEL / AFP)
(Foto: BENJAMIN CREMEL / AFP)

Lautaro Martínez (6): Resolvió con clase en el gol y se las ingenió para fabricar algunas ocasiones de peligro. Le faltó precisión en 2 cabezazos que pudieron cambiar el destino del partido.

Walter Kannemann (5): Acomodó a la vulnerable defensa e impuso su roce físico ante los atacantes de la Vinotinto. Igualmente, también le faltó solidez.

Domingo Blanco (4): No se esperaba mucho de la "desconocida" apuesta de Scaloni y su trabajo fue intrascendente. Los nervios de su debut le jugaron en contra.

Matías Suárez (5): Tuvo apariciones peligrosas, pero le faltó claridad para resolver. Fue uno de los pilares para llegar al descuento, aunque tampoco estuvo a la altura.

Darío Benedetto (4): Ingresó por Lautaro Martínez para darle más aire a la ofensiva, pero no tuvo una buena jornada. Su imprecisa descarga derivó en el penal con el que Venezuela completó el histórico 3 a 1 a su favor.

Roberto Pereyra (-): Ingresó en lugar de Lo Celso y no llegó a jugar 15 minutos.

Lionel Scaloni (2): Él mismo admitió que el partido fue un retroceso en su ciclo. Sus dudas y falta de visión lo obligaron a cambiar de esquema a los 12 minutos del primer tiempo. Buenas intenciones mal aplicada.

Seguí leyendo