Primero fue Carlos Tevez, quien en la última etapa de Guillermo Barros Schelotto como técnico no tuvo la continuidad deseada, quien fustigó al ahora entrenador de Los Ángeles Galaxy de la MLS. "Tuvimos muchas charlas con Guillermo y las cosas que tenía que decirle se las dije en la cara. Si yo no estaba en Boca, seguro esas situaciones no me las bancaba. Sufrí falta de respeto. Por el bien del club me callaba y ayudaba a mis compañeros. Para sumar y no restar. Hubo muchas faltas de respeto, pero ya pasó", dijo el Apache, quien luego debió ofrecerle disculpas al plantel por el momento inoportuno en el que realizó sus declaraciones, con el cuerpo técnico de Gustavo Alfaro en plena adaptación. Es más, incluso llegó a señalar que "la llegada de Mauro Zárate fue para sacarme a mí".

Pues bien, en diálogo con Súper Mitre Deportivo, Ramón Ábila, amigo íntimo de Carlitos, volvió a apuntar contra el Mellizo, aunque con mayor sutileza. "Nos estamos acercando a lo que el técnico quiere. El año pasado daba la sensación que el equipo jugaba mal y ganaba con poco, ahora la idea es ser protagonistas los 90 minutos. Hoy jugamos mejor", dijo Wanchope, y aunque luego se encargó de aclarar que "a mí me gusta Boca, sea Guillermo o Alfaro el entrenador", su opinión marcó una diferencia en favor del DT que tuvo en Huracán.

"Alfaro no es defensivo, este equipo genera mucho y hace muchos goles. En Huracán también ganábamos partidos por un gol y otros por goleada". Él no cambió las formas, si cambió el plantel y la repercusión y eso te modifica la vida. Tenés todo un país pendiente tuyo", continuó con el respaldo a la era de Lechuga.

El segundo dardo llegó camuflado en el apoyo a Juan Fernando Quintero. El enlace colombiano de River sufrió la rotura del ligamento anterior de la rodilla izquierda en el clásico contra Independiente y estará entre seis y ocho meses inactivo. Como noble adversario, Wanchope le transmitió sus deseos de pronta recuperación y lo elogió, pero en el medio le dedicó una crítica a Guillermo.

"Juega muy bien Quintero, todos los colombianos juegan bien. Nosotros teníamos un gordo el año pasado que jugaba con la 10 y la descosía", señaló, en alusión a Edwin Cardona. El hoy mediocampista del Pachuca de México quedó relegado por el Mellizo en las instancias decisivas de la Copa Libertadores que Boca perdió en la Superfinal ante River en 2018. Y el hecho de haber prescindido del colombiano transformó a Guillermo en blanco de críticas de muchos hinchas, incluso de Juan Román Riquelme.

SEGUÍ LEYENDO: