Ricardo Centurión (FOTOBAIRES)
Ricardo Centurión (FOTOBAIRES)

"Conmigo Centurión no juega más", fue la frase que le deslizó Eduardo Coudet a Víctor Blanco cuando se encontraron en el Monumental después de la dura derrota ante River, que puso en juego el título de la Superliga.

La discusión que se observó entre el jugador y el entrenador fue el límite que atravesó Ricky, para que el Chacho lo margine del plantel y lo envíe a trabajar con la reserva en el predio Tita Mattiussi.

Sin lugar entre los convocados que aspiran a ganar el torneo doméstico y dar el golpe en la Copa Sudamericana, el representante del futbolista comenzó a mover sus contactos y entre llamadas y llamadas aparecieron 3 equipos que están dispuestos a contar con el virtuoso atacante.

El Flamengo y el Inter de Porto Alegre consultaron las condiciones para sumar a la estrella que atraviesa su peor momento en la Academia. Con el recuerdo de sus días en el San Pablo, donde fue dirigido por Edgardo Bauza, Centurión podría volver a Brasil.

La otra opción es Godoy Cruz, ya que en el Tomba se lesionó el juvenil Luciano Pizarro y la AFA habilitó a la entidad mendocina a incorporar a un nuevo refuerzo. Sin embargo, no es la opción que más convence al atacante.

Desde el círculo íntimo de la dirigencia cuyana, han asegurado que el acuerdo con la comisión directiva de Racing está avanzado y solo resta resolver "algunos temas burocráticos" en la calle Viamonte, ya que su pedido oficial llegó fuera de término. Más allá del destino que elija Ricky, la certeza es que su convivencia con Coudet está terminada y mientras el Chacho siga en el cargo él deberá buscar un nuevo destino.

Seguí leyendo