A los 28 años, los ojos del fútbol argentino se direccionan al sorprendente verdugo de River: Gabriel Ávalos anotó un hattrick con el que Patronato dio el golpe y superó al Millonario en el Monumental. Se trata de un trotamundos con varios pasos por equipos de nuestro país y antecedentes de buenas prestaciones; ninguna, claro, como la que, con el dorsal 39, dibujo en Núñez.

Ávalos puede compartir el crédito con otro "laburante" del fútbol: Gabriel Compagnucci. El mediocampista por derecha, de 27 años y una profusa trayectoria en el Ascenso, le entregó las tres asistencias, además de hacer gala de su dinámica. La primera estocada de la visita fue a los 12 minutos de juego: Bruno Zuculini falló en una cesión, la pelota derivó en el pasador, quien le entregó la pelota a Ávalos. El artillero paraguayo recibió pisando el área, se acomodó pacientemente, y sacó el remate cruzado, seco, para abrir el marcador.

A los 35 minutos de la etapa inicial, el ariete sacó provecho de su altura (188 centímetros). En este caso, la mala salida fue de Mayada, Patronato volvió a encontrar bien ubicado a Compagnucci, quien sacó el centro preciso para el frentazo de Ávalos. Ya a los 8′ de la segunda parte, el guaraní firmó su triplete. El asistidor le puso el balón en cortada y con untoque sutil, picando la pelota ante la salida de Germán Lux, convirtió el 3-0 parcial.

El agradecimiento de todo el elenco de Paraná a su artillero, de 28 años
El agradecimiento de todo el elenco de Paraná a su artillero, de 28 años

Surgido de Libertad, en su país, su arribo al fútbol argentino se dio en el Ascenso: en Defensores de Cambaceres, allá por 2008. Luego pasó por Tigre, Gimnasia La Plata, Independiente y General Díaz (Paraguay), Deportes Concepción (Chile), Crucero del Norte (2014-2016; forma parte de la gesta del ascenso a Primera del club de Garupá, Misiones), Peñarol, Nueva Chicago y Godoy Cruz (donde era suplente del Morro García).

El punta entró en la historia: hacía 30 años que un futbolista no le anotaba tres tantos a River en su estadio. El último había sido Raúl Wensel en la victoria de Deportivo Armenio 3-2 frente al Millonario.

El Patrón de Mario Sciaqua fue a buscar a Ávalos ante la partida de su goleador, el uruguayo Facundo Barceló, quien pasó al Atlas de México. Y, por lo visto ante River, acertó. El Monumentalazo lleva su rúbrica.

SEGUÍ LEYENDO: