Mientras el equipo entrena en Abu Dhabi, el nutricionista trabaja con el chef del hotel para que se altere lo menos posible la rutina de sabores en la dieta de los jugadores. (@CARPoficial)
Mientras el equipo entrena en Abu Dhabi, el nutricionista trabaja con el chef del hotel para que se altere lo menos posible la rutina de sabores en la dieta de los jugadores. (@CARPoficial)

Antes de salir desde la Argentina, una de las principales preguntas que se hacían los hinchas de River -algo preocupados- tenía que ver con la alimentación: ¿qué se come en Emiratos Arabes? Para el plantel, en cambio, no se trata de una dificultad: tiene un nutricionista que trabaja codo a codo con los chefs internacionales que trabajan en el Hili Rayhann, el hotel donde se aloja el equipo en Al Ain.

Lejos de comer platos desconocidos o comidas autóctonas, los futbolistas se alimentan casi como si estuvieran en la concentración del Monumental. "Solamente las carnes y las verduras tienen un sabor apenitas diferente a la que comemos en Buenos Aires, pero eso mismo suele pasar si vamos a Colombia, por ejemplo", comenta un integrante de la delegación.

Marcelo Pudelka, nutricionista de River, es el encargado de supervisar la dieta de los jugadores.
Marcelo Pudelka, nutricionista de River, es el encargado de supervisar la dieta de los jugadores.

Ensaladas, pastas y carnes son los platos infaltables en cada almuerzo o cena de los dirigidos por Marcelo Gallardo. Eso sí: Marcelo Pudelka, el nutricionista que acompaña al plantel a todos lados, está muy encima de dos cuestiones puntuales: la higiene de las verduras y la cocción de la carne para evitar que las coman crudas.

A fin de evitar alguna sorpresa desagradable, Pudelka trabaja permanentemente junto al cocinero sirio libanés que lidera el equipo de chefs internacionales del hotel.

¿Los alimentos prohibidos? A la hora de los postres, la dieta contempla gelatinas y ensaladas de frutas, a falta de helados y tortas, poco menos que malas palabras en la alimentación de un plantel súper profesional. Tampoco pueden tomar gaseosas con azúcar ni alcohol. Las gaseosas sin azúcar no están prohibidas, pero Pudelka suele recomendarles a los futbolistas que beban agua en primer lugar o jugos naturales.

Hubo una excepción en ese sentido: en Madrid, Gallardo les permitió tomar champagne luego de la consagración en la Copa Libertadores ante Boca en el Santiago Bernabéu.

Las pizzas son un gusto que se dan muy de vez en cuando. El menú de cada día incluye invariablemente salad bar, una pasta (ravioles, agnolotis, fideos) y uno o dos cortes de carne. "El chef sabe también que no le tiene que poner especias a las comidas, más allá de que es algo muy común en los platos árabes", señala otro hombre de la delegación.

Los desayunos y las meriendas contemplan jugos, café, té, cereales y pan o tostadas con mermeladas. Galletitas y budines están permitidos en dosis pequeñas. Las facturas y las tortas no están dentro del menú: son poco menos que mala palabra.

Con todo, el de la alimentación está lejos de ser un problema para el flamante campeón de América: los jugadores tienen una suerte de chip incorporado y saben que comer sano es otro de los pequeños secretos de un equipo ganador como el que ellos conforman.

SEGUÍ LEYENDO: