Boca estaba jugado. Wilmar Barrios ya había sido expulsado al minuto del primer tiempo suplementario y Fernando Gago se había visto obligado a salir del campo de juego por una grave lesión (se habría roto nuevamente el tendón de Aquiles). El equipo de Guillermo Barros Schelotto solamente generaba peligro con pelotazos y, tras la captura de un rebote, Leonardo Jara tuvo el 2-2.

El futbolista xeneize que había ingresado por Sebastián Villa impactó de volea el balón, que se desvió en el camino, dio en el palo derecho defendido por Franco Armani y se fue el córner. Fue una jugada milagrosa a favor de River.

Esteban Andrada fue al área de River para intentar conseguir el empate heroico, pero un rechazo de Armani derivó en el tercer tanto de los de Marcelo Gallardo. Gonzalo Martínez corrió sin oponentes desde atrás de mitad de cancha y se fue derecho al gol, haciendo estéril la persecusión de Carlos Izquierdoz.

SEGUÍ LEYENDO