Con el encuentro 0-1 por el tanto de Benedetto, el cuerpo técnico de River decidió el ingreso de Juan Fernando Quintero por Leonardo Ponzio, quien no tenía un buen partido y encima estaba amonestado.

El colombiano aportó el volumen de juego que necesitaban los de Marcelo Gallardo en un momento delicado de la Superfinal. Y cuando iban 5 minutos del segundo tiempo suplementario, recibió de Camilo Mayada al borde del área grande, sacó un zurdazo impresionante que se clavó en el ángulo y dejó sin chances a Esteban Andrada.

Sin dudas, su tanto será recordado por siempre en la memoria de todos los fanáticos de este deporte.

SEGUÍ LEYENDO