Carlos Sánchez había sido expulsado en su último partido con River por Copa Sudamericana (Reuters)
Carlos Sánchez había sido expulsado en su último partido con River por Copa Sudamericana (Reuters)

El empate 0-0 entre Independiente y Santos en Avellaneda por los octavos de final de la Copa Libertadores podría llegar a cambiar su resultado: la Conmebol inició un proceso de investigación por la posible mala inclusión de Carlos Sánchez, quien debía cumplir una suspensión pendiente de la época en que era jugador de River.

"La Conmebol informa que la Unidad Disciplinaria inició un procedimiento disciplinario de oficio al Santos Futebol Clube", explicaron en un escueto comunicado señalando el teórico incumplimiento de tres artículos del reglamento disciplinario de la asociación.

Los apartados son el 7 y el 19. En el inciso F del artículo 7 se hace hincapié en "incumplir las decisiones, directivas u órdenes de los órganos judiciales". Mientras que en el inciso J señala: "Inscribir en el informe arbitral de un partido o alinear a lo largo del encuentro a un jugador no elegible para disputar el mismo". Esos dos puntos del artículo 7 están en observación.

Mientras que el artículo 19 está enfocado en la "determinación del resultado de un partido por responsabilidad o negligencia de uno de los equipos".

Este último fragmento del reglamento indica que "se considerará perdedor de ese encuentro por 3-0" al equipo que incumpla lo mencionado anteriormente. Por lo que si el fallo es favorable para el lado del "Rojo", Conmebol le dará por ganador 3-0 el partido de ida.

"En el caso de alineación indebida de un jugador se aplicará lo dispuesto únicamente si el equipo contrario interpone una reclamación oficial en el plazo de veiticuatro (24) horas una vez finalizado el encuentro, salvo que aquella se haya producido porque el jugador en cuestión ha incumplido una sanción reglamentaria, decisión u orden de los órganos judiciales. En estos casos, la Unidad Disciplinaria iniciará el procedimiento de oficio", sentencia, dejando en claro que el caso de Sánchez está asociado a la última parte de este texto.

Si bien todavía no hubo información oficial, desde Independiente el rumor instalado desde la primera hora indicaba que el futbolista uruguayo había recibido tres fechas de suspensión al ser expulsado con la camiseta de River y había sido beneficiado por la amnistía de Conmebol, por lo que sólo le faltaba purgar una. De ser así, ese partido de ausencia tendría que haber sido ante Independiente en Avellaneda.

Sin embargo, Sánchez jugó 80 minutos contra el "Rojo" y podría ser el factor que incline la balanza para el lado de la institución argentina tras la investigación de la Conmebol que tendrá que conocerse antes del próximo martes, fecha en la que se desarrollará la revancha en Brasil.

Seguí leyendo: