Cristian Fabbiani, aquel delantero que brillara en Newell's en 2009 y jugara en River más tarde, debutó con la camiseta de Deportivo Universitario en la liga panameña. Y su contextura física dio que hablar dentro del periodismo del país centroamericano.

No fueron pocos los que lo acusaron de tener sobrepeso, a pesar de que los responsables del plantel informaron que había bajado 7 kilos antes de iniciar la temporada. La derrota 2-0 como local del elenco de El Chorrillo ante Sporting San Miguelito hizo que las críticas se dispararan en varios blancos y uno fue el Ogro.

"¿Por qué está tan pesado?", se preguntaron algunos cronistas panameños analizando las imágenes del partido. Estimaron que tiene 9 o 10 kilos de más y que no se maneja como un profesional.

En diálogo con Infobae, Fabbiani hizo su descargo: "No le doy importancia a lo que digan los periodistas, algunos no saben mucho de fútbol. A la gente le gusta caer bajo, es la realidad".

El atacante argentino de 34 años también defendió los colores de Lanús, All Boys, Independiente Rivadavia de Mendoza, Estudiantes de San Luis y Deportivo Merlo (en Argentina), Palestino de Chile, Beitar Jerusalén de Israel, Cluj de Rumania, Sport Boys de Bolivia y Liga de Portoviejo en Ecuador (en el exterior).

Su corpulencia fue un rasgo característico a lo largo de su carrera, que incluso le sirvió para desplegar su mejor nivel. Por eso el futbolista de Ciudad Evita desoye las críticas.

Fabbiani recordó que sufre de tiroides y por eso debe tener cuidados meticulosos con sus comidas y entrenamientos. "Mi cuerpo es así", se justificó. Y sentenció: "Acá y en la China, la pelota es redonda".

SEGUÍ LEYENDO