Diego Schwartzman (12° en el ranking ATP) fue de menor a mayor y se quedó con una victoria que seguramente quedará entre las mejores de su carrera. "El Peque" estuvo dos sets abajo, pero logró revertir el marcador para derrotar por 1-6, 2-6, 7-5, 7-6 (0) y 6-4 al sudafricano Kevin Anderson (7°) y así avanzar a los cuartos de final de la edición 2018 de Roland Garros.

(AFP)
(AFP)

En el comienzo, Anderson estuvo implacable. Ante un Schwartzman perdido y desencontrado con su juego, se llevó los dos primeros parciales sin sobresaltos. Fue en ese momento del partido en que al argentino se lo notó frustrado y enojado. Esa impotencia se tradujo en insultos y recriminaciones en voz alta.

(Reuters)
(Reuters)

Pero la recuperación iba a llegar en una instancia clave del encuentro. En el tercer set, el de Villa Crespo estaba obligado a quebrar el servicio de su rival para seguir con vida en el partido. Y así lo hizo. A partir de ese punto, todo fue positivo para "El Peque".

(Reuters)
(Reuters)

Schwartzman se reconcilió con su tenis y dio una sólida muestra de su mentalidad ganadora. Esos factores fueron acompañados por una resistencia física que le permitió afrontar sin ahogos las casi cuatro horas de partido.

Diego Schwartzman (Reuters)
Diego Schwartzman (Reuters)

Ahora el argentino -que ya ha logrado su mejor actuación en Roland Garros- debe descansar y comenzar a preparar su próxima batalla: en los cuartos de final se enfrentará al español Rafael Nadal (1°), que sigue adelante en busca de su 11° consagración en el Abierto parisino.

SEGUÍ LEYENDO: