Ganar, ganar y ganar. La premisa para Talleres de Córdoba en esta recta final del campeonato está clara porque esa será la única forma de mantener la ilusión de arrebatarle el título a Boca. El primer paso está dado: venció 1-0 a Defensa y Justicia en un intenso encuentro.

La T se valió de la irrupción en escena de Juan Ramírez cuando el partido estaba por desembarcar en la media hora de juego. Lucas Olaza realizó el lateral, Santiago Silva la aguantó y el ex Argentinos tomó el balón para trazar una línea paralela al arco en la puerta del área. Cuando encontró el espacio, puso el balón al lado del palo.

El arquero Guido Herrera debió trabajar durante todos los 90 minutos para sostener su valla invicta y avalar la victoria de los cordobeses. Aunque el partido mostró su momento más complejo con una catarata de expulsiones que se inició a los 36 minutos del complemento.

En el local, Silva vio la tarjeta roja. Aunque algunos instantes más tarde, Lisandro Martínez emparejó la situación con un empujón que le valió la segunda amarilla. Sobre el cierre del compromiso, el capitán de la visita Alexander Barboza metió un codazo violento –el segundo del partido– y vio la roja directa.

Sólo quedó tiempo para las discusiones y la polémica, pero no para ver más goles. Talleres firmó el triunfo, alcanzó su novena presentación en continuado sin caídas y quedó a cinco unidades del líder Boca que mañana se encontrará con Atlético Tucumán en el Monumental José Fierro.

Estadio: Mario Alberto Kempes
Árbitro: Facundo Tello

Tabla de posiciones: