Una seguidilla de cuatro partidos consecutivos sin ganar pusieron al entrenador argentino Néstor Clausen en una situación incómoda al frente de Oriente Petrolero. A tal punto quedó contra las cuerdas que mientras su equipo caía 3-1 ante Destroyers, el DT decidió claudicar y abandonó el cargo cuando todavía faltaban 15 minutos para el final del juego.

Sucedió en la 8ª jornada de la primera división de Bolivia, cuando el brasileño Jefferson Tavares da Silva puso el 3-1 para la visita. Clausen miró a su banco de suplentes, pegó media vuelta y se marchó rumbo al vestuario. En el camino le dio la mano a José Peña, técnico del rival, y nunca más retornó.

Lo más sorprendente de todo este suceso es que a los pocos segundos de que el ex futbolista de Independiente tome esa determinación, Jorge Paredes marcó el descuento y unos minutos más tarde llegó el agónico 3-3 en los pies de José Meza.

El partido finalizó 4-4 ya que Destroyers pasó nuevamente al frente en el segundo minuto de adición, pero Petrolero lo igualó a los pocos segundos.

"Nosotros vamos a sacar adelante esto. Se dijo que abandonó, pero yo no lo he visto. No habló con nosotros. No sé qué le pasó", señaló el futbolista paraguayo Gustavo Paredes.

El técnico, que tiene una extensa carrera al frente de diversos equipos en el fútbol boliviano, nunca dio una explicación. Si bien un grupo de hinchas se congregó en las inmediaciones a exigir su renuncia, todavía no hubo comunicación oficial de los involucrados. Él se marchó en silencio del vestuario.

Clausen saludó al entrenador rival y se marchó
Clausen saludó al entrenador rival y se marchó

"Para nosotros los directores técnicos, sobre todo ahora que es tan exitista, que ya quieren ser campeones, el mejor, es complicado. Esta vez Néstor tomó una decisión de salirse y cuando pasa por ahí me da la mano y se va. Pero son consecuencias del trabajo de nosotros. Muchas veces no pueden entender que esto es un trabajo. En este caso Néstor salio y ojalá solo sea una calentura", advirtió tras el partido José Peña, el entrenador del equipo contrincante.

A pesar de la racha negativa, Oriente Petrolero marcha en la 4ª colocación del grupo A a ocho puntos de la cima cuando todavía restan por disputarse siete compromisos.

Seguí leyendo: