Un gravísimo hecho se vivió el sábado por la tarde durante el partido que Patronato de Paraná disputó en su estadio ante Unión de Santa Fe. La barra brava del equipo local agredió salvajemente a un grupo de chicos y padres de una escuelita de fútbol de la localidad de Strobel, que habían ido a la cancha invitados en el marco de un programa de promoción del deporte en clubes infantiles.

Todo se desató en el primer tiempo, cuando la visita logró revertir el marcador tras comenzar perdiendo y se puso 2-1 arriba (finalmente, ganó por 3-2). Un grupo de alrededor de 50 integrantes de la barra de Patronato salió de su tribuna y se fue hasta la que ocupaba la delegación del club Atlético Deportivo y Social de Strobel, que estaba compuesta por 35 chicos de entre 10 y 15 años junto a padres y docentes. Al parecer, los violentos los confundieron con hinchas de Unión y los atacaron ferozmente.

Según informó el Diario Uno de Entre Ríos, ocho menores fueron atendidos tras la agresión en el hospital materno infantil San Roque, en tanto que un adulto fue derivado al hospital San Martín. "A uno de los chicos le hicieron tres puntos de sutura en la rodilla, a un padre le rompieron el tabique", dijo a ese medio Emanuel Moyano, profesor de educación física que acompañó a la delegación que asistió al estadio de Patronato en el marco del programa "Los gurises van a la cancha", que depende del ministerio de Desarrollo Social de la provincia de Entre Ríos. También agregó que los atacaron con "palos y navajas".

La paradoja es que, según la web oficial del ministerio, el objetivo de este programa que llevó a los chicos de Strobel a la cancha de Patronato es "desarrollar un modelo de intervención que prevenga conductas de riesgo y promueva habilidades en niños, niñas y adolescentes a través de actividades vinculadas al deporte en nuestra provincia".

Tras el lamentable hecho, Patronato emitió un comunicado de prensa en el cual repudió la agresión (por la cual responsabilizó a "un grupo de inadaptados") y se puso a disposición de las víctimas del ataque.

LEA MÁS: