Napoli y Manchester City protagonizaron un encuentro de alto vuelo en Italia. Los respectivos líderes de la Serie A y la Premier League brindaron un espectáculo de alto voltaje que concluyó con la clasificación de la visita a los octavos de final de la Champions League.

Si bien Lorenzo Insigne puso arriba a los anfitriones, el argentino Nicolás Otamendi -de cabeza- igualó la cuestión en la primera parte. John Stones, por la misma vía, desniveló para los dirigidos por Josep Guardiola en el inicio del complemento, pero Jorginho emparejó otra vez el resultado, de penal.

Entonces ahí apareció Sergio Agüero, que rompió el récord histórico de Eric Brook y se convirtió en el único máximo goleador de la historia del club mancuniano. Sobre el final, Raheem Sterling aprovechó un contragolpe para estirar la ventaja y sellar el pase a la siguiente ronda.

Ahora, los napolitanos están obligados a ganarle al Shakhtar Donetsk en casa y al Feyenoord en Holanda (además, el City tendría que derrotar a los ucranianos en la última jornada) para pasar de ronda.

Justamente por la misma zona, el Shakhtar (un gol de Facundo el Chuky Ferreyra) no tuvo problemas y superó 3-1 en su feudo al Feyenoord, que intentará apoderarse del tercer lugar del grupo F para acceder a la Europa League.

Estadio: San Paolo

Tabla de posiciones:

Fixture: