“La subasta del siglo”: piden más de 500 millones de dólares por la villa romana que aloja el único mural de Caravaggio

La Villa Aurora, en la exclusiva Vía Veneto, contiene la famosa “Júpiter, Neptuno y Plutón” del gran maestro italiano. Una disputa familiar y los costos elevados de la propiedad son las razones de la venta

La Villa Aurora desde arriba (Google maps)
La Villa Aurora desde arriba (Google maps)

“El complejo monumental conocido como ‘Villa Aurora’ o ‘Casino de la Aurora’ (...) con un área de aproximadamente 2.800 metros cuadrados (...) en su interior conserva numerosas salas pintadas al fresco por Guercino, así como el único fresco existente en el mundo de Caravaggio”, reza el anuncio en internet que pone fecha a lo que los medios italianos ya han bautizado como “la subasta del siglo”.

La Villa Aurora, o el Casino de la Aurora, una joya del barroco romano que será subastada con una base de 471 millones de euros, contiene la famosa obra Júpiter, Neptuno y Plutón, único mural conservado de Caravaggio (1571-1610), uno de los grandes maestros del arte universal, informó la prensa internacional.

La monumental construcción, que se encuentra en uno de los barrios más lujosos de Roma, perteneció a la desaparecida Villa Boncompagni Ludovisi, que se levantó en 1570 en una colina estratégica de la Ciudad Eterna, en el mismo emplazamiento que antes ocupó una villa romana de Julio César.

En su interior alberga una gran cantidad de obras de arte, la más célebre es el mural firmado por Caravaggio en 1597 y redescubierto en 1969 por la historiadora del arte Giuliana Zandri, hecho a pedido del cardenal Francesco Maria del Monte para el techo de su reducido laboratorio de alquimia, que no alcanzaba los tres metros de ancho.

Fragmento de "Júpiter, Neptuno y Plutón”, el único mural de Caravaggio que se conserva
Fragmento de "Júpiter, Neptuno y Plutón”, el único mural de Caravaggio que se conserva

La composición es un homenaje al mundo de la alquimia, con alegorías de tres dioses olímpicos y sus elementos característicos: Júpiter representa el aire y el azufre; Neptuno encarna el agua y el mercurio, y Plutón simboliza la tierra y la sal.

El pintor usó la técnica del óleo sobre estuco, un procedimiento que se suele deteriorar con facilidad, como ocurre con La última cena, de Leonardo Da Vinci, pero el mural de Caravaggio se conserva en buen estado.

A finales del siglo XIX, la familia Ludovisi vendió la propiedad a la ciudad de Roma y en su mayoría fue destruida, para abrir paso a la gran vía Veneto, pero Villa Aurora quedó en pie y en 2018, con la muerte del último propietario, el príncipe Nicolò Boncompagni Ludovisi, se abrió una disputa entre los herederos que ahora saldan con la subasta del inmueble, a celebrarse en enero de 2022 con la base de 471 millones de euros.

“La subasta del siglo será un privilegio para las aproximadamente 20.000 personas más ricas del mundo, a quienes se les ha entregado el anuncio de la venta en los últimos días”, según el Corriere della Sera. No obstante, Villa Aurora está reconocida por el Ministerio de Cultura como un bien cultural de valor nacional, por lo que el Estado italiano podría ejercer su derecho de tanteo, es decir, hacerse con el inmueble por la cantidad más alta ofrecida durante la subasta una vez finalizada esta.

La oferta mínima que se aceptará para la subasta es de 353,25 millones de euros, con subidas de un millón. El potencial comprador tendría que hacerse cargo, además, de la reforma del inmueble, que ascendería a no menos de 11 millones de euros.

Con información de Télam y EFE

SEGUIR LEYENDO:



TE PUEDE INTERESAR