PRENSA TEATRO COLON / ARNALDO COLOMBAROL
PRENSA TEATRO COLON / ARNALDO COLOMBAROL

La Bohème regresa al Teatro Colón. Serán siete oportunidades -la primera, este viernes 12- para disfrutar de una de las óperas más representadas e influyentes de la historia.

Esta será la presentación número 50 en el Colón, entre 1909 y 2018. A lo largo de esta rica historia entre el primer coliseo argentino y la obra, hubo figuras de primer nivel sobre las tablas, como el tenor italiano Enrico Caruso (1917); el célebre compositor y director de orquesta argentino Héctor Panizza en 11 oportunidades; el artista plástico argentino Raúl Soldi diseñó el vestuario de la temporada 1966; el tenor italiano Luciano Pavarotti interpretó a Rodolfo en 1987, y en 2010, cuando se realizó la reapertura del Colón, la soprano argentina Virginia Tola fue Mimí y Hugo de Ana, director de escena, estuvo al frente de la puesta.

La representación de 1987 contó con Luciano Pavarotti (Maximo Parpagnoli)
La representación de 1987 contó con Luciano Pavarotti (Maximo Parpagnoli)
En 2010, “La Bohème” fue la ópera con la que se reabrió el Teatro Colón
En 2010, “La Bohème” fue la ópera con la que se reabrió el Teatro Colón

Esta edición, una coproducción entre el Colón y la Ópera de Tenerife (España), contará con la dirección musical del maestro Joseph Colaneri -director musical desde 2013 del Glimmerglass Opera Festival del estado de Nueva York-, quien estará al frente de la Orquesta Estable del Teatro Colón y la dirección escénica será del italiano Stefano Trespidi, actual director artístico del Arena de Verona.

Stefano Trespidi y Joseph Colaneri
Stefano Trespidi y Joseph Colaneri

Una repaso por la historia

La gran obra se estrenó el 1 de febrero de 1896 en el Teatro Regio de Turín, Italia, bajo la dirección de un joven Arturo Toscanini, quien para muchos especialistas, tanto de su época como de la actualidad, fue el más grande director de orquesta de su tiempo y del siglo XX. La música, por su parte, también estuvo a cargo de otra leyenda, como Giacomo Puccini, mientras que el libreto, una adaptación libre de la novela por entregas Escenas de la vida bohemia de Henri Murger – publicada en el periódico El Corsario entre 1845 y 1849- contó con la maestría de los italianos Giuseppe Giacosa y Luigi Illica.

Puccini, Illica y Giacosa: los padres de la obra
Puccini, Illica y Giacosa: los padres de la obra

La historia está ambientada en uno de las zonas emblemáticas de París, el Barrio Latino, que cobija entre sus fronteras a la Universidad de La Sorbona y que a lo largo de su historia fue el centro de varios movimientos estudiantiles, entre ellos el Mayo Francés del 68. Cafés, bares y una gran propuesta cultural envuelve al Quartier Latin y por eso ha sido asociado a juventud, a la bohemia. Y la obra tiene su granito de arena en esa fama que trasciende las épocas.

A grandes rasgos, el relato ocurre alrededor del año 1830, cuando un grupo de cuatro jóvenes artistas -el poeta Rodolfo, el pintor Marcello, el músico Schaunard y el filósofo Colline– comparten una buhardilla, donde pasan sus tardes entre el ocio creativo, el hambre y los sueños. En el edificio también vive Mimí, una modista, quien comenzará una relación de amor con el poeta y será esa pasión lo que los unirá y separará a lo largo de la obra. Mimí sufre una enfermedad mortal -"consunción", una palabra comodín- que parece darles una última oportunidad.

PRENSA TEATRO COLON / ARNALDO COLOMBAROL
PRENSA TEATRO COLON / ARNALDO COLOMBAROL
PRENSA TEATRO COLON / ARNALDO COLOMBAROL
PRENSA TEATRO COLON / ARNALDO COLOMBAROL

En sus inicios la ópera de cuatro actos tuvo una recepción fría por parte de la crítica, pero eso no le impidió ganar en popularidad rápidamente por Italia. En poco tiempo, comenzaron a estrenarse versiones a todo lo largo del país: Nápoles, Bolonia y Roma (1896); La Scala de Milán y Venecia (1897); Parma y Bérgamo (1898). Y así.

El año de su estreno, 1896, también tuvo su debut fuera de Italia. Fue en el Teatro de la Ópera de Buenos Aires -hoy Teatro Ópera- de Argentina, el 16 de junio. Luego, siguió Alejandría, Lisboa, Moscú, Manchester, Berlín y, finalmente, Francia, el 13 de junio de 1898, en el Théâtre des Nations.

Arriba: el primer cartel de la obra; afiche de 1897; afiche de la Scala de Milán. Abajo: San Diego, Nueva York y Londres
Arriba: el primer cartel de la obra; afiche de 1897; afiche de la Scala de Milán. Abajo: San Diego, Nueva York y Londres

Una obra que conmovió a la cultura pop

Quizá la obra más reconocida y actual que adaptó libremente a la ópera fue la película Moulin Rouge! (2001), dirigida por Baz Luhrmann, aunque sus similitudes con La dama de las camelias, de Alexandre Dumas -el hijo- que a su vez fue trasladada a la ópera por Giuseppe Verdi, en La traviata, son también muy evidentes.

En este caso, el musical, revela la historia de Satine, interpretado por Nicole Kidman, una mujer que le gusta coquetear, mientras su partenaire, Christian (Ewan McGregor) no tiene dinero y vive en una buhardilla junto a un grupo de bohemios, entre ellos Henri de Toulouse-Lautrec. Al igual que en la ópera, el destino del personaje femenino está atado a una enfermedad incurable.

Luhrmann conocía muy bien la historia de La Bohème, ya que en 1990 había realizado una adaptación australiana y moderna al principio destrozada por la crítica, pero que una década triunfó en Broadway.

Y si nombramos adaptaciones libres, quizá una de las más llamativas fue la presentada el año pasado en la Ópera de la Bastilla, en París. Aquella versión futurista, con una estética muy 2001: Odisea del espacio, realizada por el alemán Claus Guth y que contó con la dirección musical de dos venezolanos, Gustavo Dudamel y Manuel López-Gómez, tuvo críticas feroces -incluso abucheos entre el público- y defensores a ultranza.

Otro musical que encontró su génesis en la pieza de Puccini fue Rent, la multipremiada obra de Jonathan Larson, que se presentó en 1994. La historia en vez de suceder en París en las primeras décadas del siglo XIX, se desarrolla en Nueva York, a principio de los '90 del XX. Entre otros guiños, allí un grupo de jóvenes bohemios luchan por salir adelante y la enfermedad misteriosa que se lleva Mimí es el HIV/Sida.

Si bien diferentes presentaciones de la la ópera, desde Sidney a Londres, pueden encontrarse en DVD's o internet, la ópera sí tuvo algunas adaptaciones a la pantalla grande. La primera en 1926, todavía en la época muda, y bajo la dirección de King Vidor, reunió a dos estrellas del momento: John Gilbert y Lillian Gish.

Mientras que la más actual es la versión de 2008, bajo la tutela de Robert Dornhelm, una producción austro-alemana con las actuaciones de la soprano rusa Anna Netrebko y el tenor mexicano Rolando Villazón.

Sin embargo, los amantes de Hollywood podrán recordar una escena en particular de la melodrama Hechizo de luna, de Norman Jewison (1987), en el que el amor prohibido entre Cher y Nicholas Cage se revela a partir de la angustia de Mimi.

Por supuesto, una obra de la trascendencia de La Bohème tuvo su pequeño homenaje en Los Simpsons, la serie estadounidense que ya cuenta con 30 temporadas en el aire. Sucedió en la 19, en el capítulo 2, llamado Homero de Sevilla.

“Homero de Sevilla”
“Homero de Sevilla”

En el episodio, el padre de la familia creada por Matt Groening desarrolla una increíble habilidad para cantar cuando está acostado. Entonces, el Sr. Burns lo oye en el hospital e inmediatamente le contrata como protagonista de La Bohème. A partir de allí, Homero se convierte en una estrella de la lírica, aunque lógicamente nada bueno puede venir de esa repentina celebridad.

 

*La Bohème
Teatro Colón, Cerrito 628, CABA
Las siete funciones programadas se presentarán los días viernes 12, sábado 13, miércoles 17, sábado 20 y martes 23 de octubre a las 20:00 horas y los domingos 14 y 21 de octubre a las 17:00 horas.
La función del sábado 20 será transmitida en pantalla gigante en Plaza Vaticano, al lado del Colón, con entrada libre y gratuita
Entradas: entre 170 y 5.050 pesos

Director Musical Invitado: Joseph Colaneri
Director de Escena: Stefano Trespidi
Diseño de Escenografía e Iluminación: Enrique Bordolini
Diseño de Vestuario: Imme Möller
Orquesta Estable del Teatro Colón
Coro Estable del Teatro Colón
Director: Miguel Martínez
Reparto:
-Rodolfo
Attala Ayan (12, 14, 17, 20)
Gustavo López Manzitti (13, 21, 23)
-Mimí, una costurera
Mariana Ortiz (12, 14, 17, 20)
Marina Silva (13, 21, 23)
-Marcello, un pintor
Fabián Veloz (12, 14, 17, 20)
Vinicius Atique (13, 21, 23)
-Musetta, una cantante
Jaquelina Livieri (12, 14, 17, 20)
Paula Almerares (13, 21, 23)
-Schaunard
Fernando Grassi (12, 14, 17, 20)
Cristian Maldonado (13, 21, 23)
-Colline
Carlos Esquivel (12, 14, 17, 20)
Leonardo Fontana (13)
Emiliano Bulacios (21,23)
-Benoit
Luis Gaeta (12, 14, 17, 20)
Gustavo Gibert (13, 21,23)
-Alcindoro
Victor Castells (12, 14, 17, 20)
Enzo Romano (13, 21,23)
-Parpignol
Sergio Spina (12, 13, 14, 17, 20, 21)
Juan Borja (23)
-Guardia
Luis Loaisa Isler (12, 13, 14, 17, 20, 21)
Mariano Crosio (23)
-Aduanero
Leandro Sosa (12, 13,14, 17, 20, 21)
Cristian De Marco (23)
-Una niña
María Liz Rutkauskas Bellini

 

_____

SEGUÍ LEYENDO