Anthony Di Iorio tiene una larga trayectoria en la corta vida del mundo de las criptomonedas: es el cofundador de Ethereum, la segunda criptomoneda en importancia después del bitcoin, fundador de Decentral (una empresa de soluciones blockchain) y creador de las billeteras virtuales Jaxx.

En diálogo con Cripto247 dijo que esta tecnología, que se basa en en el concepto de descentralización, está cambiando cada célula de la economía global. Es una "ola imparable", un invento "más importante" que internet, remata Di Iorio, hoy una de las personas más ricas del mundo cripto a nivel mundial, según la revista Forbes.

La tecnología blockchain afectará, de alguna u otra manera, a todas las industrias, desde el marketing, hasta retail, logística, contabilidad, energía y salud -entre otras- permitiendo ejercer transacciones confiables, sin fricciones y eficientes. "Cada sector que va a ser tocado por esta ola de tecnología va a empoderar a las personas", indicó el entusiasta e inversor de criptomonedas.

Además de ser un pionero en adoptar bitcoin, Di Iorio es conocido en el ecosistema por ser uno de los fundadores de Ethereum. "Es lo primero que salió después de Bitcoin. Fue creado de una manera que no era solo una tecnología, sino una plataforma para construir otras cosas sobre ella. La gente lo está utilizando para hacer financiamiento colectivo en este momento y eso es probablemente lo más grande y lo que ha recibido más atención, que puedas hacer crecer distintas cosas encima de esta tecnología", aclaró.

Sin embargo, explicó que hoy existen algunas desventajas al utilizar la tecnología blockchain."La escala realmente entra como factor determinante. Cuántas más personas la usen, más problemas se presentarán en torno a la escalabilidad". Sin embargo, sostuvo que en el futuro "aparecerán otras tecnologías que intentarán resolver esos problemas". En este sentido, cree fervientemente que la competencia dentro de blockchain ayudará a resolver los inconvenientes que afectan hoy la infraestructura tecnológica.

"Van a ir surgiendo mejoras porque existe competencia feroz. Hay mucha gente que puede resolver problemas en todas las áreas. Y hay miles de proyectos diferentes coexistiendo en este momento. Se trata de armar una fórmula que te permita mantenerte al frente de la curva y tener éxito", explicó.

Una de las tecnologías que le están haciendo frente a Ethereum es Rootstock (RSK), una plataforma creada sobre la red Bitcoin que permite ejecutar contratos inteligentes. Di Iorio cree que esta iniciativa "va a desafiar" a Ethereum al ofrecerle competencia. "Creo que la competencia es grandiosa, y que estén los mejores significa que hay más valor para las personas y eso hará mejorar sus vidas", sostuvo.

Pero blockchain no es para cualquier empresa. Al ser consultado sobre cuándo es mejor utilizar sistemas decentralizados para la ejecución de procesos, Di Iorio sostuvo que conviene usarlos "cuando no se tiene confianza entre las partes y se requiere algo que sea confiable los sistemas centralizados aún pueden ser más rápidos en este momento".

A pesar de sus múltiples inversiones en esta industria, Di Iorio no considera que las criptomonedas estén listas para ser adoptadas de manera masiva. Hace falta un camino educativo que explique, de manera sencilla, de qué se trata esta revolución tecnológica y por qué es importante para el ciudadano "común". "Todavía es temprano, creo que las herramientas educativas deben promoverse más y ese es nuestro enfoque en los próximos meses. Se trata de educar y darle a la gente el momento de 'Ah-ha', de 'ok, entiendo lo que está pasando, lo que viene y cómo me impactará'", precisó.

El inversionista cripto aseguró que la mayoría del público no comprende lo que está sucediendo, tampoco lo entienden muchos medios de comunicación ni los gobiernos. "Muchos gobiernos no están realmente entendiendo dónde van a estar las cosas dentro de 20 años".

QTum y VeChian, sus favoritos por amiguismo

Si bien mencionó que invierte en "docenas y docenas de proyectos diferentes", aclaró que hay dos emprendimientos chinos que se destacan: VeChain y Qtum. "Lo que me gusta de esos dos es que conocía a los equipos antes de que comenzaran", indicó. Por eso, sostuvo, confió en sus productos.

En el caso de VeChain, lo que le llamó la atención es que "los productos que tienen son utilizables ahora, en el mundo real". Para él, mucho de lo que está sucediendo en este momento con la tecnología blockchain no tiene aún aplicación práctica. "Hay una gran cantidad de iniciativas en construcción, mucha [inversión en] infraestructura, pero en realidad no hay nada que haya cambiado radicalmente los sistemas existentes o hizo que las cosas fueran más baratas, más rápidas y mejores" en el día a día. Pero cuando eso pase, "las compuertas se abrirán y el valor que estas tecnologías proporcionarán a la vida de las personas realmente se hará brillar".

LEA MÁS: