En los primeros cinco meses del 2018 se concretaron 537 nuevas ICOs que recaudaron USD $13.7 millones (Getty)
En los primeros cinco meses del 2018 se concretaron 537 nuevas ICOs que recaudaron USD $13.7 millones (Getty)

Colaboración de Brosnar López

Hubo un momento en el que las startups de Silicon Valley desataron una ola de IPOs (Oferta Pública Inicial). De acuerdo con PWC, del 2011 al 2017 lograron que 428 empresas de tecnología salieran a la bolsa y recaudaron más de $124 mil millones de dólares.

Similarmente, las criptomonedas se han consagrado a través de la ICO (ofertas iniciales de criptoactivos, según sus siglas en inglés). Pero ¿en qué consisten? Básicamente las dos son formas de financiamiento. A través de una IPO las empresas venden acciones a inversores, en general corresponden a un producto o servicio que se ha desarrollado por varios años, algo que ya existe, funciona y busca expandirse.

Algunos ejemplos de IPOs son Snapchat, Alibaba, Spotify y Facebook. Por su parte las ICOs podrían clasificarse como "promesas" a través de las cuales las empresas emiten monedas digitales a cambio de dinero para financiar un criptoproyecto que apenas comienza pero que "podría" tener mucho potencial, un claro ejemplo es Ethereum, la criptomoneda con el segundo mayor mercado del mundo (sólo por detrás de Bitcoin) que antes de ser lanzada en 2014 obtuvo $18 millones de dólares en financiamiento a través de una ICO.

De acuerdo con datos de Crunchbase, tan solo el año pasado, las ICO de empresas que desarrollan tecnologías basadas en blockchain recaudaron 3.5 veces más capital que los tradicionales fondos de capital de riesgo. A pesar de que los fondos de inversión representaron el 68% de las rondas dentro de categorías de bitcoin, ethereum, blockchain, criptomonedas y divisas digitales, las ICOs recaudaron USD $4.5 millones en inversiones, lo que representa el 78% del capital total invertido en startups de este sector, siendo Filecoin y Tezos las ICOs más grandes del 2017 con USD $257 y $232 millones recaudados cada una.

Y los récords no paran, ya que en los primeros cinco meses del 2018 se han concretado 537 nuevas ICOs, las cuales han recaudado nada más y nada menos que USD $13.7 millones, representa más del doble de lo que se logró el año pasado de acuerdo con el Global ICO Report hecho por la Swiss Crypto Valley Association.

Hasta ahora estas ideas de financiamiento suenan bastante bien, sin embargo dentro de las ICOs en específico, existen vulnerabilidades que han terminado en gigantescos fraudes y hackeos debido a que las monedas que se entregaron en realidad no valían nada o presentaban fallas en sus sistemas, lo que ha encendiendo las alarmas en torno a sus regulaciones.

Un estudio elaborado por news.Bitcoin.com encontró que el año pasado, 46% de las ICOs enumeradas dentro de la plataforma Tokendata.io, murieron. El estudio muestra que dentro de una lista de 902 ICOs, 142 murieron en la etapa de financiamiento, y otras 276 han fracasado desde entonces, ya sea por fraude o por el robo del dinero….desapareciendo lentamente en la oscuridad. Otras 113 ICOs están clasificadas como "semi-fracaso" debido a la falta de información. En total son 531 ICOs que se derrumbaron o están en camino a cerrar, las cuales juntas recaudaron un total de USD $233 millones. Se estima que del 2013 al 2018 se han anunciado apróximadamente 3,470 ICOs, de las cuales la mayoría no ha alcanzado sus objetivos, pues apenas el 30% de estas se logró salir a flote de manera exitosa, el resto registró retrasos y pérdida de impulso durante el proceso de venta de tokens.

La lista de compañías que terminaron hackeadas o en fraude es extensa, desde Centra Tech con sus USD $32 millones recaudados fraudulentamente, hasta nombres como Tether, BitConnect, PlexCorps, Bithumb, Bitfinex, BitGrail y Coincheck, estas última perdieron cerca de USD $700 millones luego de ser víctimas de un ataque cibernético a principios del 2018. Incluso Coinbase, la prometedora y gigantesca startup con sede en San Francisco fue acusada debido a que sus empleados pudieron haber tomado ventaja de información interna para beneficiarse comprando Bitcoin Cash antes de ser lanzado en la plataforma de Coinbase. Otros Jugadores clave como China, Corea del Sur y Rusia han marcado su distancia respecto a las ICOs, estableciendo rigurosas medidas en su contra o incluso prohibiéndolas.

Por su parte, personajes como Warren Buffett, considerado el tercer hombre más rico del mundo, Jamie Dimon, CEO del banco J.P Morgan y John Gerspach, CEO de Citigroup, han expresado su desagrado por las monedas digitales, prediciendo un final trágico para estas.

Si bien las ICOs han desatado un "boom" de financiamiento para prometedores proyectos, es importante tomar precauciones antes de invertir en cualquiera de estos. Por su naturaleza, las ICOs se han convertido en una forma fácil de recaudar fondos, sin embargo la falta de claridad en sus regulaciones internacionales hacen que muchos personajes tomen ventaja a través de prácticas fraudulentas. Como dice el famoso refrán: " No todo lo que brilla es oro". Conocer la legalidad de la empresa en la que se invierte, así como la tecnología y seguridad detrás de esta, reducirá significativamente las probabilidades de posibles fraudes, filtraciones y robos tokens, los cuales como muestran los datos, están a la vuelta de la esquina.