Cada día, usan el transporte público en la ciudad de Buenos Aires ocho millones de personas.

Ayer, el gobierno porteño, que conduce Horacio Rodríguez Larreta, dispuso que sólo podrá haber eventos que aglutinen menos de doscientas personas en el ámbito de la Capital. Claramente, la preocupación por posibles contagios de coronavirus usando trenes, subtes, colectivos y taxis tiene bases sólidas. Sólo en subtes se mueven un millón trescientas mil personas –un coche tiene, en promedio, una capacidad total de 169 personas entre sentadas y paradas– y un millón cuatrocientas mil lo hacen en colectivos.

Ahora, tanto el gobierno porteño como el nacional dispusieron una serie de medidas tendientes a mitigar esa chance de adquirir el virus COVID-19 por estos medios.

Desde la Secretaría de Transporte y Obras Públicas de la Ciudad de Buenos Aires, que conduce Juan José Méndez, lanzaron un comunicado pidiendo que no se use el transporte público si uno sospecha que está enfermo o que podría estarlo, advirtiendo una vez más que los síntomas del coronavirus son fiebre, dolor de garganta, tos, mucosidad y dificultad para respirar. Antes que viajar, lo que piden es que llamen al 107.

Para el resto, si el viaje es corto, recomiendan caminar o hacerlo en bicicleta. Y, en lo posible, no tomar transporte público en horas pico o agendar las actividades en otros horarios donde el pasaje no sea tan numeroso. Así, la distancia entre pasajeros será mayor.

Se triplicó la limpieza de los trenes.
Se triplicó la limpieza de los trenes.

Por supuesto, con esto no alcanza, ya que son millones los que deben desplazarse obligatoriamente. Por eso, además, lanzaron una serie de medidas de prevención. Estas son:

La colocación de dispensers con alcohol en gel en las estaciones de subte: se están instalando y poniendo a disposición de los vecinos para que los usuarios puedan higienizarse antes de subir y al bajar de las formaciones.

Se intensificaron los turnos diarios de limpieza en estaciones, instalaciones y accesos del subte (especialmente en las horas pico) de una a tres veces por día.

Además se reforzaron las tareas nocturnas de limpieza en accesos, andenes, barandas, molinetes y boleterías; y la limpieza y desinfección en baños públicos y del personal.

También se incrementó la limpieza nocturna general del material rodante con productos desinfectantes, así como en el interior de los trenes durante el día en estaciones cabeceras.

Del mismo modo se intensificó la campaña de información: a partir de ayer se comenzó a implementar a través de todos los medios de información y canales al usuario de transporte una campaña de concientización sobre las características de la enfermedad y las formas de prevenir el contagio.

Ya se instalaron carteles de leyenda variable, carteles predictivos en corredores de Metrobus, Centros de Trasbordo y puntos estratégicos. Mensajes vía altoparlantes, cartelería en los andenes y estaciones de la red de Subte.

Limpieza de subtes.
Limpieza de subtes.

También se replicarán los mensajes en autopistas y estaciones de peajes, en la app BA Taxi y en las redes sociales de BA Tránsito, BA Movilidad, Sbase, Metrovías y Ausa.

Con respecto a la seguridad del personal que trabaja en los transportes, entre los trabajadores del Cuerpo de Agentes de Tránsito, Subte y AUSA se comenzó a distribuir alcohol en gel, iniciando la distribución por los colaboradores que tienen mayor contacto con el público en boleterías, cajeros de peaje, estaciones y tráfico.

Y se incrementó el abastecimiento de productos de higiene tales como jabón para manos, toallas y guantes descartables, bolsas plásticas para residuos, para todas las cabinas de conductores y guardas de todas las cabeceras de las líneas del Subte y Premetro, así como en los vestuarios, comedores, baños, aulas de capacitación, áreas de tránsito, oficinas y espacios públicos de las compañías.

Para los conductores de taxis, que son un blanco muy posible de contagio, se están realizando acciones de concientización específicas, en las que se dan pautas de higiene para el traslado de pasajeros, y se enseña cómo hacer una correcta limpieza de las unidades. En el día de hoy hubo más de 100 taxistas en el Rosedal de Palermo para escuchar estas indicaciones. Además, se les entrega una pieza para que coloquen en la parte trasera del vehículo con información preventiva.

Trapos limpios, agua con lavandina e instrucciones para taxistas en la ciudad de Buenos Aires.
Trapos limpios, agua con lavandina e instrucciones para taxistas en la ciudad de Buenos Aires.

Gabriela Bibas, coordinadora de BA Taxis, le contó a Infobae qué recomendaciones hicieron: “Primero les preguntamos cómo estaban, y los notamos tranquilos y con información. Hubo buena recepción a nuestra inquietud. Entre las cosas que les indicamos, está el uso del aire acondicionado. Por las temperaturas, suelen tenerlo encendido todo el día con las ventanillas cerradas. Les dijimos que tengan la precaución, cada dos o tres horas, de bajar las ventanillas y ventilar los coches. Además, les dimos trapos limpios y rociadores con agua con alcohol: una cucharada en un litro. Con eso deben limpiar principalmente las manijas de las puertas, los cinturones de seguridad, la hebilla, el tablero, la palanca de cambios y el volante... Algunos nos dijeron ‘pero sólo lo tocamos nosotros’ y respondimos que sí, pero que también manipulan billetes, o un vaso con café. Cuando les contamos que el volante tiene un 80 por ciento más de gérmenes que un inodoro, abrieron los ojos. Otra recomendación es que busquen periódicamente un lugar donde lavarse las manos con agua y jabón, y que lleven alcohol en gel para ellos y el pasajero. Y que aunque suene antipático, que si charlan con el pasajero que no se den vuelta, y lo hagan mirando hacia adelante. Los vimos muy receptivos y preparados”.

La acción se repetirá el lunes y el martes, de 13 a 17 horas, en la estación saludable del Rosedal.

El tuit de la línea 64 ante la pandemia.
El tuit de la línea 64 ante la pandemia.

Con respecto a la posibilidad de suspender los servicios, el jefe de gabinete porteño Felipe Miguel la descartó: “No hay justificación técnica para tomar una medida drástica de ese tipo. No hay registros de circulación social del virus, todos los casos tienen un seguimiento de por qué se contagiaron o por qué fueron incluidos en los grupos de sospechas. Todos son países con circulación del virus".

En esta división de tareas, la responsabilidad sobre la higiene y el control del virus en los ómnibus de media y larga distancia y trenes le corresponden a la Secretaría de Transporte de la Nación, que conduce el ingeniero Mario Meoni –quien reconoció que “la gente viaja como ganado”–, que indicó: “Los operadores de transporte automotor, ferroviario, marítimo, lacustre y fluvial tienen que incrementar las condiciones esenciales de higiene. Lo mismo en relación con instalaciones fijas, terminales de ómnibus, ferroviarias, ferro-automotor y portuarias. Y en las terminales cabeceras en jurisdicción nacional. Se les requiere a operadores de transporte de carga que implementen medidas de prevención y cuidado del personal”.

En uno de los artículos, indica que las compañías de transporte serán las encargadas de colocar y suministrar alcohol en gel “y/o cualquier insumo que recomiende el Ministerio de Salud” en las unidades. En este sentido, indicaron que en el caso de los ómnibus, la responsabilidad será de las empresas, que son privadas.

La cartelería se puso al servicio de la información sobre el coronavirus, indicaron desde la Secretaría de Transporte porteña.
La cartelería se puso al servicio de la información sobre el coronavirus, indicaron desde la Secretaría de Transporte porteña.

Las terminales de combis de Madero y Obelisco también son un objetivo, y se reforzaron los trabajos de limpieza.

Asimismo, habrá, como en el caso de Capital Federal, una masiva difusión de las medidas “con el objeto de incentivar la consulta temprana cuando los ciudadanos presenten síntomas”. Operadoras, concesionarias y prestatarias de los servicios de transporte deberán difundir la cartelería e información que brinde el Ministerio de Salud en forma obligatoria. Y si los vehículos, trenes y embarcaciones tienen dispositivos audiovisuales, deberán hacer lo mismo al inicio de cada viaje.

Meoni indicó que los tres comités de crisis que creó su ministerio por el coronavirus tienen “facultad de sancionar” si las exigencias a las empresas de transporte no se cumplen.

Seguí leyendo: