Ricardo Alfonsín no se iría de la UCR. Martín Lousteau es "una incógnita". "Hay que buscar independientes", hablan en el entorno de Miguel Lifschitz y Margarita Stolbizer, que buscan conformar un frente progresista como lo fue el FAP, pero que perdure en el tiempo, más allá del 2019.

Para eso ambos están viajando. Stolbizer estuvo esta semana en Santa Fe. Y Lifschitz estuvo en la Vendimia, en Mendoza. Allí habló con el gobernador radical Alfredo Cornejo, con intendentes afines y se cruzó en un saludo prometedor con el neurocientífico Facundo Manes, a quien muchos socialistas miran con esperanzada intención.

Manes, radical, fue seducido con la posibilidad de ser candidato el año pasado, de lo que desistió tras conversar con María Eugenia Vidal y rechazar la oferta de un segundo lugar en la lista de diputados nacionales y oponerse a algunos proyectos con los que no iba a estar de acuerdo en caso de ser legislador.

Socialistas y progresistas buscan aliados independientes, en los claustros universitarios por ejemplo y citan el caso de Mar del Plata donde ganaron el rectorado con Alfredo Lazzeretti o la facultad de Derechos de la UBA, donde el socialismo conduce el centro de estudiantes.

"Después del mundial" es un plazo que se ponen muchos dirigentes políticos de este y de otros espacios.