Credito: Adrian Escandar
Credito: Adrian Escandar

"Voy a ser candidato". Lo dijo, lo repitió y se rió. Deseo, broma, promesa ¿o advertencia?
Lo dijo una vez más Eduardo Duhalde, el único ex presidente que asistió a la apertura del nuevo periodo de sesiones ordinarias en el Congreso.
Pero dijo más. Que Mauricio Macri está muy convencido de que tiene razón y que espera que sus pronósticos se cumplan. "Espero ser el equivocado", dudó en Pasos Perdidos e insistió en querer ayudar al Gobierno, "que no se deja ayudar".

Duhalde llama a menudo a algunos ministros. Y también ha visitado a alguno de ellos. Con advertencias por ejemplo contra los monopolios en el rubro alimentos, lo que cree imprescindible para bajar los precios.

"Creo en la buena fe del Gobierno", aseguró después de escuchar a Mauricio Macri pero al mismo tiempo lanzó una lista de advertencias. Cree que la situación ha ido empeorando, que hay malestar como hace más de una década y que Cambiemos debería "anticiparse" y solucionar problemas.

"No hay que cerrar los ojos", les avisó pero planteó que están "cerrados" y que no aceptan sus consejos ni convocar a un diálogo político, económico y social como le propuso a algunos funcionarios.

Sin dar nombres ni detalles, el ex presidente admitió que en algunas cosas lo han escuchado pero se negó a contar más aunque sí se explayó sobre un dolor que lo aqueja.

En su dedo mayor de la mano derecha lleva una especie de gomita para el pelo color púrpura. Sufre de 'dedo resorte, le duele cuando dobla el dedo anular y lo extiende. Por eso hace ejercicios semanales con sus dedos y esa gomita.