Por qué los autos del futuro podrían prescindir del pedal de freno

El volante, el acelerador y el freno, son partes esenciales de los autos, tanto como las ruedas. Cuando sean autónomos los tres podrían desaparecer, pero hoy ya existen autos que frenan sin el pedal del medio

El pedal de freno hoy mismo ya se puede evitar con sistemas de motores eléctricos que frenan al soltar el acelerador
El pedal de freno hoy mismo ya se puede evitar con sistemas de motores eléctricos que frenan al soltar el acelerador

Que los autos eléctricos no contaminan el medioambiente, que los autos eléctricos no hacen ruido, que los autos eléctricos no tienen cambios de marcha, que los autos eléctricos tendrán más autonomía que la actual de los autos con motores a explosión, que los autos eléctricos son más caros pero permiten ahorrar mucho dinero en el valor del ”combustible” que les permite funcionar.

Todas esas afirmaciones se pueden leer o escuchar hoy en día en cualquier espacio en el que se compare la movilidad sustentable que ya está en los países más desarrollados y que empieza a tomar cada vez más espacio en las otras regiones del mundo como Latinoamérica. Algunas son verdades absolutas e irrefutables, que ya se han comprobado, otras son promesas o proyecciones que se tendrán que confirmar con el paso del tiempo.

Pero que los autos eléctricos puedan prescindir del pedal de freno, esa sí que es una sentencia impactante, especialmente para quienes no han tenido la posibilidad de conducir un auto eléctrico 100% o un híbrido enchufable.

El e-pedal de Nissan es el pionero en la conducción de un solo pedal
El e-pedal de Nissan es el pionero en la conducción de un solo pedal

¿Pero cómo es posible que un auto no use el pedal para frenar?

Es posible, y no solo es posible, es una realidad que ya existe. Se llama freno regenerativo y lo que ocurre es que el conversor que permite que cada vez que se suelta el acelerador, el motor eléctrico se convierta en un generador de electricidad que recupera carga a la batería, actúe con mayor fuerza para frenar el automóvil.

Originalmente esa era la función, recuperar energía, pero a medida que se ha evolucionado en el desarrollo de estos sistemas, se han ido ampliando las funciones y hoy, ya son dos marcas las que hablan concretamente de conducción con un solo pedal, sin utilizar el freno: Nissan y Volvo.

Con solo activar la función en la consola central, un Nissan Leaf comienza a frenar con el motor eléctrico y no con los frenos del auto
Con solo activar la función en la consola central, un Nissan Leaf comienza a frenar con el motor eléctrico y no con los frenos del auto

Uno lo llamó “e-pedal”, el otro lo denomina “one pedal”, y será algo que todos utilizarán en poco tiempo, porque no solamente ahorra desgaste del sistema de frenos, con el consiguiente costo de recambio que ello implica, además, contamina menos el medioambiente, ya que la pulverización de las pastillas de freno se reducirá considerablemente. Con solo ver las llantas de cualquier automóvil luego de un viaje de al menos un par de horas de ruta, el polvo depositado en la superficie demuestra ese desgaste.

¿Cómo se regula la presión de frenado sin un pedal?

Es una buena pregunta. La explicación es muy sencilla de entender, aunque no tan sencilla de aplicar, al menos al comienzo. Así como cuando se acelera, más potencia del motor aparece a medida que se presiona el pedal, con el sistema de freno del motor eléctrico ocurre a la inversa. Si se suelta el pedal de acelerador repentinamente, la respuesta será equivalente a la que se obtendría al presionar el freno con fuerza, pero si se suelta lentamente, será lo mismo que “peinar” el freno.

En los Volvo eléctricos o híbridos enchufables, la acción del pedal único se selecciona desde la pantalla
En los Volvo eléctricos o híbridos enchufables, la acción del pedal único se selecciona desde la pantalla

Es un tema de costumbre, al comienzo, lo primero que sucede es que por hábito o instinto, ante la necesidad de bajar la velocidad, se suelta el pedal de acelerador, y la frenada sea más fuerte de lo esperado, pero con el uso se aprende a dosificar la desaceleración y se termina manejando del mismo modo que cuando se hace con dos pedales, solo que sin usar el del medio.

Hay otros sistemas que no son tan directos en la proporción de desaceleración y frenado equivalente. Se suelen encontrar en los autos híbridos enchufables, donde el freno del motor eléctrico no es total, sino solo parcial, y sirve para aminorar la marcha, pero no para frenar a cero, por ejemplo, por un semáforo.

El Volvo XC40 Recharge, el primer eléctrico de la marca sueca, trae el sistema "one pedal" como parte de su equipamiento
El Volvo XC40 Recharge, el primer eléctrico de la marca sueca, trae el sistema "one pedal" como parte de su equipamiento

Y en otros eléctricos 100%, como el Audi e-tron, en el que las palancas detrás del volante que en los modelos con motor de gasolina le permiten al conductor hacer el cambio de marchas sin sacar las manos del volante, se pueden utilizar para regular la intensidad del freno de motor eléctrico. En ese caso, si se acciona la palanca descendente una vez, se frenará a un 25%, dos veces a un 50% y tres veces no se frenará el auto.

Lo que está claro es que en poco tiempo, otros fabricantes se unirán a este sistema de conducción de un pedal. De hecho, DS ha presentado un concept car hace pocas semanas, que no tendrá pedal de freno. En el Nissan Leaf o en el Volvo XC40 Recharge, el pedal sigue estando, porque para una frenada de emergencia, todavía se usará, al menos mientras los autos sean conducidos por personas. Cuando sean autónomos, ese pedal ya no estará ahí, como probablemente en algunos casos tampoco se pueda ver un volante y un acelerador.

SEGUIR LEYENDO