Cambio de paradigma: fabricantes históricos de electrónica empiezan a desarrollar sus propios autos

En otros tiempos, algunas fábricas de autos habían entrado al mundo de la electrónica en busca de nuevos horizontes. Hoy esa tendencia se revierte y Sony es un ejemplo elocuente al presentar su primer auto de marca propia

En la CES virtual de 2021, Sony informó que el Vision-S está haciendo sus primeras pruebas en caminos de Austria, donde está Magna, la montadora que lo ha fabricado
En la CES virtual de 2021, Sony informó que el Vision-S está haciendo sus primeras pruebas en caminos de Austria, donde está Magna, la montadora que lo ha fabricado

La feria más importante de electrónica, conocida como CES Las Vegas, tuvo en 2020, en la última edición presencial antes de la Pandemia, una novedad inesperada para los asistentes que llegan desde todo el mundo. El coloso de la electrónica Sony, presentó un concepto de automóvil eléctrico que, más allá de su equipamiento específico, mostraba líneas y formas relativamente convencionales para ser un auto del futuro. El Sony Vision-S, tal su denominación más bien se asemeja a un auto de producción actual similar a los sedanes de Tesla, lo que rápidamente generó que la expectativa por el ingreso de Sony a la industria automotriz, sea mucho más rápida de lo imaginado.

En la versión virtual de la CES Las Vegas 2021, Sony dio otro importante anuncio. El Vision-S, construido por la montadora Magna en Austria, ya dio sus primeros pasos en caminos europeos de ese mismo país en diciembre de 2020.

Sin embargo, el Vision-S no será un automóvil eléctrico de producción masiva con el que Sony entre a la industria en el próximo tiempo. Este automóvil será autónomo, y solo cuando esta clase de vehículos que no necesitan conductor, tengan una reglamentación de construcción y la correspondiente legislación para que convivan con los automóviles convencionales en todos los países desarrollados, entonces Sony podría entrar a la industria.

Sony presentó el Vision-S en la feria SES Las Vegas 2020, mostrando las líneas de un auto que perfectamente podría circular hoy por las rutas de todo el mundo como un auto convencional
Sony presentó el Vision-S en la feria SES Las Vegas 2020, mostrando las líneas de un auto que perfectamente podría circular hoy por las rutas de todo el mundo como un auto convencional

Estrategia a mediano plazo

Lo que está haciendo Sony, es entrar a este mundo indirectamente, no como productor manufacturero de autos, sino como soporte tecnológico para la autonomía de un auto que fabrique otra compañía. Así como Google a través de Waymo, o Amazon con su auto Zoox, Sony ha decidido desarrollar todos los dispositivos de electrónica con un auto propio, mientras seguramente vaya explorando opciones para hacer un Joint Venture como el de Apple con Hyundai para producir su automóvil una vez que estén dadas las condiciones.

El Vision-S cuenta con 40 sensores, entre ellos 4 LIDAR, 18 cámaras ToF y 18 radares, y promete alcanzar hasta un nivel 4 de conducción autónoma en la escala SAE. Es decir, pretende evolucionar hasta el punto que el eventual conductor pueda disfrutar de una partida de ‘Gran Turismo’ mientras el coche circula por sí solo. Y aquí es donde Sony hará más fuerte su presencia de marca en los Vision-S, porque el concepto que persiguen es el de hacer que un auto autónomo sea toda una sala de juegos digitales para que el viaje de sus ocupantes, sea una experiencia gamer más inmersiva de las conocidas hasta el momento. De hecho, una de las soluciones es un sistema de audio en el apoyacabezas de cada butaca, que permitirá a cada jugador, poder abstraerse del entorno y ser parte del mundo virtual al que haya decidido entrar.

En el interior se aprecia un tablero que es toda una gran pantalla, con los extremos dedicados a las cámaras que reemplazan a los espejos retrovisores laterales
En el interior se aprecia un tablero que es toda una gran pantalla, con los extremos dedicados a las cámaras que reemplazan a los espejos retrovisores laterales

El Vision-S tiene dos motores eléctricos de 200 kW cada uno que erogan una potencia de 536CV con tracción en las cuatro ruedas. Es un sedán eléctrico con cuatro asientos, una longitud de 4,895 metros, altura de 1,45 metros y un ancho de 1,90 metros. Con un peso de 2.350 kilogramos. Sony explica que el Vision-S es capaz de acelerar de 0 a 100 km en 4,8 segundos y alcanzar una velocidad máxima de 240 km/h.

El tablero presenta una gran pantalla panorámica que se prolonga en todo el ancho del habitáculo. En cada extremo se encuentra el display que muestra las imágenes captadas por las cámaras que reemplazan a los retrovisores laterales. A su vez, los pasajeros de las plazas posteriores tienen dos pantallas de 10,1 pulgadas instaladas en los respaldos de los asientos delanteros. Además del sistema de infoentretenimiento, el auto dispone de un sistema de reconocimiento facial, de voz y de gestos que tendrán múltiples aplicaciones que van desde detectar el perfil de jugador de cada pasajero y responder en consecuencia, hasta poder generar una conexión individual 5G con el exterior con los datos de cada persona.

El pefil del Sony Vision-S es el de un auto moderno pero no futurista, lo que hace presumir que el proyecto es a corto plazo
El pefil del Sony Vision-S es el de un auto moderno pero no futurista, lo que hace presumir que el proyecto es a corto plazo

Hace décadas aparecieron equipos de audio marca Mitsubishi, licuadoras Daewoo y así muchos electrodomésticos con marcas de autos. En el próximo tiempo, cuando los autos eléctricos primero, pero los autónomos después hagan su entrada masiva y exclusiva en el mercado, tendremos autos de marcas que toda la vida nos proveyeron de herramientas tecnológicas que nada tenían que ver con la automoción o el transporte.

SEGUIR LEYENDO: