Cuáles son los colores de autos más populares

A pesar de que el 2020 trajo un espectro más amplio de color que en el año pasado, el blanco, el negro, el plata y el gris siguen siendo los elegidos en la mayoría de los vehículos que se producen

Los colores en la industria automotriz siguen manteniendo la tradicionalidad (Crédito: Renault)
Los colores en la industria automotriz siguen manteniendo la tradicionalidad (Crédito: Renault)

La industria automotriz cambia en todos los conceptos. Como sucede con los diseños exteriores e interiores, los sistemas de tecnología, la seguridad y las motorizaciones, los colores de las carrocerías de los autos van variando según la demanda de las automotrices, los diferentes mercados donde van dirigidos y las tendencias del mundo.

Es histórico que el blanco marca el camino de las pinturas en los autos, pero en esta última etapa son varias las marcas que innovaron en los colores de lanzamientos de sus autos para darles paso a tonos más jugados y menos tradicionales.

Solo por nombrar algunas novedades que se presentaron años atrás con colores particulares podemos recordar la llegada en 2018 del Volvo XC40 que se mostró con una carrocería celeste que se combinaba con un techo blanco, la última Volkswagen T-Cross que se estrenó en un llamativo naranja y, un poco más atrás en el tiempo, la sexta generación del Ford Fiesta que una de sus opciones se ofrecía con un sugerente amarillo.

El Volvo XC 40 mostraba un innovador celeste en su lanzamiento(Crédito: Volvo)
El Volvo XC 40 mostraba un innovador celeste en su lanzamiento(Crédito: Volvo)

Como sucede todos los años, BASF, una empresa vinculada a las pinturas de la industria automotriz, reveló el reporte de color para pinturas originales de automóviles que muestra que la paleta de colores está dando un giro poco convencional, revelando una amplia gama de tonos cromáticos que llegarán a las líneas de ensamble a nivel mundial.

Diversas tonalidades como el azul y el amarillo van avanzando en algunas regiones, mientras que el rojo y el violeta van acercándose en otras partes del mundo donde los colores acromáticos van en primer lugar. Los espacios de color van creciendo, ampliando el espectro general con respecto al año pasado y agregando algo de brillo en las tonalidades.

A pesar de los cambios, los colores acromáticos (blanco, negro, plata y gris) siguieron un patrón conocido, cubriendo la mayoría de los vehículos producidos.

Aunque se busca innovar el mercado sigue demandando el blanco (Crédito: BASF)
Aunque se busca innovar el mercado sigue demandando el blanco (Crédito: BASF)

Como ocurrió durante varios años, el blanco sigue siendo el color más popular en todo el mundo, tanto para la producción como para la comercialización. Según el informe, este tono es el más elegido por su belleza clásica y atemporal con una conexión tanto en el ambiente como en la alta tecnología.

La información del reporte muestra una producción total de vehículos menor que la de años anteriores. Cabe destacar que el año pasado incluyó el tiempo en que los fabricantes de automóviles tuvieron que cerrar debido al COVID-19.

En América del Sur se siguen eligiendo los colores más conservadores

Históricamente, los compradores de automóviles en Sudamérica eligieron colores más tradicionales, menos llamativos. Como en otras regiones, el blanco es el favorito, cubriendo cerca del 39% de los vehículos fabricados a nivel mundial.

En Sudamérica sigue predominando el blanco (Crédito: Renault)
En Sudamérica sigue predominando el blanco (Crédito: Renault)

La popularidad del gris y del plata es mayor que en otras regiones, con 18% para cada uno. El negro tiene la menor preferencia entre los colores acromáticos, con un 12%. En conjunto, los colores acromáticos representan una participación del 87%.

A diferencia de otras regiones, el rojo resalta como el color cromático más presente, con un 9%, mientras que a nivel mundial diversas tonalidades de azul son relevantes, en Sudamérica el azul representa solamente el 2% del mercado. El naranja es un nuevo entrante, el café se sostiene y el beige está desapareciendo.

“Las tendencias que son populares en otras partes del mundo tardan en afianzarse en América del Sur. Aunque es un continente con muchos colores en su cultura, la gente tiende a ser más conservadora con sus automóviles,” señala Marcos Fernandes, director regional del negocio de Pinturas Automotrices para América del Sur.

El T-Cross de Volkswagen tuvo al naranja como una de los colores de lanzamiento (Crédito: Volkswagen)
El T-Cross de Volkswagen tuvo al naranja como una de los colores de lanzamiento (Crédito: Volkswagen)

Por su parte, Argentina sigue manteniendo su tradicionalidad en sus elecciones. El color blanco es el más elegido, seguido por otros tonos acromáticos como el gris plata y el gris oscuro y un cromático como el rojo. A diferencia de la región, el negro no es tan popular en Sudamérica.

El azul toma fuerzas en Norteamérica

Los compradores de automóviles en Norteamérica eligieron menos los colores cromáticos, pero esto no significa que estén eligiendo menos automóviles, camiones o SUV cromáticos. El azul ganó más popularidad desplazando al rojo, mientras que el beige y el café salieron de la lista. Esto deja al verde como único color cromático con números significativos en la región.

Por esta tendencia, los diseñadores BASF fueron preparando el mercado. Desde 2016 describieron el azul como “una dirección principal de color para la industria automotriz, la cual ganará participación en el mercado de los próximos años.” Por lo general, los diseñadores de automóviles ven los modelos con 3 ó 4 años de anticipación al desarrollar colores, y el mercado resultó exactamente como lo predijeron.

El azul toma fuerza en varias regiones del mundo (Crédito: Toyota)
El azul toma fuerza en varias regiones del mundo (Crédito: Toyota)

“Hay mucho por lo que emocionarse en los colores brillantes que estamos viendo,” aclara Paul Czornij, director de Diseño en América. “Tal como predijimos hace tres o cuatro años, el azul está teniendo un momento bajo el sol, y estamos usando hermosos efectos y pigmentos que aumentan las posibilidades del tono y la textura en este importante espacio de diseño.”

En Europa se ofrece mayor diversidad de colores y tonos cromáticos

Europa, Medio Oriente y África (EMEA) siguen la tendencia global de colores cromáticos. En 2020, alrededor del 11% de los vehículos nuevos fueron pintados de azul, convirtiéndolo en el color cromático más popular. El violeta es un nuevo entrante en el mercado, aumentando aún más la diversidad. Otros colores cromáticos también van ganando popularidad al crecer el segmento de SUV más pequeñas en el mercado.

Parte de la variedad viene de la diversidad de tonos. En EMEA, los fabricantes de vehículos usaron más de 160 tonos distintos de azul en 2020. El gris ocupa el segundo lugar con 140 tonos. Ambos espacios de color fueron más diversos que el blanco, donde solamente tuvo 70 tonos distintos.

El nuevo Ford Bronco estrenó diversos colores (Crédito Ford)
El nuevo Ford Bronco estrenó diversos colores (Crédito Ford)

En el espectro acromático, el blanco sigue predominando con un 28% en el mercado, seguido del gris y el negro.

“La variedad de colores cambia con el tamaño. Por ejemplo, si bien el violeta tiene un lugar único en las SUVs de tamaño mediano, no aparece en grandes cantidades en SUVs pequeñas o más grandes,” explica Mark Gutjahr, director de Diseño de Color Automotriz de EMEA. “Lo opuesto ocurre con el amarillo, que aparece en los muy pequeños y los muy grandes, pero no en los medianos. Estas son posiciones de color específicas y únicas que aparecen y desaparecen en los segmentos.”

Los colores más brillantes empiezan a aparecer en Asia Pacífico

En esta región se ubica el volumen más elevado de producción automotriz del mundo y constituye un microcosmos en la popularidad del color a nivel global. Si bien cada región es diferente, las preferencias en Asia Pacífico coinciden con los datos a nivel global, y sus colores brillantes reflejan el despertar que están teniendo los colores cromáticos en todo el mundo.

El blanco sigue siendo el color más popular en la región, cubriendo cerca del 48% de los vehículos producidos. El negro y el gris continúan aumentando, una tendencia que viene desde hace tres años para dejar atrás el predominio del blanco.

Muchas veces el color del auto es lo que define la compra (Crédito: Volkswagen)
Muchas veces el color del auto es lo que define la compra (Crédito: Volkswagen)

Si bien los números totales no son elocuentes, el café, el verde y el violeta son populares. Va a pasar mucho tiempo antes de que compitan con el blanco en popularidad, pero por ahora, se suman a la tremenda diversidad de color en la región.

“La gente en Asia Pacífico realmente disfruta eligiendo el color de sus vehículos. Los colores están muy orientados a la humanidad, flexibles y libres, mostrando la diversidad de la región y su gente,” señala Chiharu Matsuhara, director de Diseño en Asia Pacífico.

Es claro que cada región tiene sus gustos para los colores de la pinturas de los automóviles pero no hay mucho por explorar o experimentar. En definitiva, son los usuarios los que dictan cuáles son los tonos más elegidos por su elección a la hora de comprar un vehículo nuevo.

Muchas apuestas de las automotrices por salir de lo convencional fueron un total fracaso. Por ahí uno de los casos más emblemáticos fue el Volkswagen Polo Harlekin de la década del 90 que, según la marca, respondía a tres atributos: colorido, personalizable y osado. En Argentina, también está propuesta se replicó en el Gol Top que duró solo unos meses.

El Volkswagen Polo Harlekin sorprendió al mundo cuando se lanzó en varios colores (Crédito: Volkswagen)
El Volkswagen Polo Harlekin sorprendió al mundo cuando se lanzó en varios colores (Crédito: Volkswagen)

La demanda del Harlekin (Arlequín en español), nombre que adoptaba de las figuras alegres, acróbatas, algo traviesas y vestidas de colores de la comedia del arte italiana del siglo XVI; hizo que la marca alemana produzca unas 3.806 unidades del colorido modelo en 1995.

Para ensamblar cada Polo Harlekin, Volkswagen fabricaba cuatro Polo en colores azul, rojo, amarillo y verde, y a continuación intercambiaba los paneles de la carrocería para elaborar estas coloridas combinaciones. Una locura de la época que hoy sería imposible llevarla adelante.

SEGUÍ LEYENDO: