Líneas sobrias y futuristas para este “sedán deportivo elevado”, según lo definió la marca.
Líneas sobrias y futuristas para este “sedán deportivo elevado”, según lo definió la marca.

Entre las consecuencias 'no deseadas' de la moda SUV -Sport Utility Vehicle-, figura el complicado momento que atraviesa el nicho de los sedanes tradicionales.

Esto refiere a la clásica silueta de tres volúmenes 'capot-habitáculo-baúl', que ya no resulta tan atractiva para los consumidores. En Argentina hay ejemplos muy concretos: en mayo el Ford Focus se dejará de fabricar en Pacheco, provincia de Buenos Aires, y el Renault Fluence ya abandonó la línea de montaje de Santa Isabel, Córdoba. A la par, cada vez hay una mayor oferta de 'camionetas' o SUV.

En este contexto, que no solo afecta a la Argentina sino que es global, Nissan aprovechó el Salón de Detroit, en Estados Unidos, para mostrar cómo cree que evolucionará este tipo de vehículos. Y lo hizo con un prototipo futurista: el IMs Concept.

Líneas sobrias y futuristas para este “sedán deportivo elevado”, según lo definió la marca.
Líneas sobrias y futuristas para este “sedán deportivo elevado”, según lo definió la marca.

La marca japonesa lo definió como un 'sedán deportivo elevado', es decir, un vehículo que combina elementos de dos mundos, tanto de los tricuerpos convencionales como de los crossovers o SUV, que siempre son más altos y tienen un mayor despeje libre al piso.

Es un concepto muy similar al que Renault mostró en agosto del año pasado en el Salón de Moscú con el prototipo Arkana

Ese vehículo inspirará uno de serie que reemplazaría, justamente, al Fluence -un sedán tricuerpo-. Como todo buen prototipo, el IMs tiene soluciones que difícilmente lleguen a la producción final en caso de que la marca decidiera fabricarlo -Nissan no se expidió en torno a ese tema-. Una son las enormes llantas de 22 pulgadas, y otro las cámaras en lugar de espejos retrovisores, solo por mencionar algunos.

Entre sus rasgos más distintivos está que no posee parante central -el que divide las puertas delanteras y traseras- y que el parabrisas se extiende por sobre los ocupantes a modo de techo solar. Posee un diseño sobrio y futurista, que incluso hace pensar que podría tratarse de la semilla para un futuro rival de Tesla.

Interior muy futurista, con un “volante” que se esconde si se utiliza el modo de conducción autónoma.
Interior muy futurista, con un “volante” que se esconde si se utiliza el modo de conducción autónoma.

Adentro sigue el tono futurista, con un 'volante' que parece más el de una nave espacial, y múltiples pantallas donde se visualiza información clave del auto y del navegador satelital.

En la parte posterior hay una plaza que es prácticamente un sillón, pero cuyos apoyabrazos se pueden levantar para permitir que dos personas más viajen allí. Así totaliza cinco asientos.

El motor de este concept es eléctrico y muy potente. Tiene 490 caballos de fuerza y 800 Nm de torque máximo, cifras que lo convierten en un verdadero deportivo. La tracción es integral y la autonomía es de más de 600 kilómetros, según indicó la marca en un comunicado.

El IMs Concept adelanta cómo Nissan imagina el futuro de los sedanes.
El IMs Concept adelanta cómo Nissan imagina el futuro de los sedanes.

También ofrece la opción de manejo autónomo, para lo cual oculta el volante y enciende una iluminación exterior azul para 'avisar' al resto de los conductores y peatones que circula en ese modo.