Los concesionarios, dice el estudio, deberán abocarse a tareas de servicio o de vehículos de segunda mano
Los concesionarios, dice el estudio, deberán abocarse a tareas de servicio o de vehículos de segunda mano

La tecnología modificará de fondo todo aspecto relativo a los autos. Los vehículos como instrumentos de transporte, como bienes de uso, como unidades multiplicadas en la escena urbana, como obstáculos físicos, como responsables del caos y la polución urbana. La renovación de paradigmas afecta a la industria automotriz. Las soluciones tecnológicas colonizarán el sector en diversos campos: cambiará también la forma de comprar automóviles.

Chevrolet lanzó el año pasado su tienda online en la Argentina, con reservas en tarjeta de crédito y la concreción de la transacción en los puntos de venta. La práctica comienza a ser habitual entre los fabricantes de automóviles. Amazon ya ofrece vehículos en su plataforma digital. Alibaba abrió en China dos expendedoras automáticas gigantes, en alianza con Ford: venden autos como si fueran golosinas, de un modo fácil y práctico. Los métodos de comercialización de autos se multiplican y las formas tradicionales pierden proyección.

Según la previsión del estudio, en el futuro se superará la producción de cien millones de automóviles (Getty)
Según la previsión del estudio, en el futuro se superará la producción de cien millones de automóviles (Getty)

El "Informe Global sobre Automoción 2018" de la consultora KPMG advierte este cambio de hábito en el consumidor. El reporte prevé que hacia 2025 podrían desaparecer del mercado entre un 30 y un 50% de los concesionarios físicos en todo el mundo. El relevamiento recoge la opinión de casi mil ejecutivos de sectores de la industria automotriz y la tecnología más encuestas realizadas a 2.100 consumidores de distintas partes del mapa.

Según la interpretación de Francisco Roger, uno de los responsables del estudio, los concesionarios deberán reinventarse si quieren subsistir el cambio de época. Su única alternativa es asimilar la demanda de los clientes, adoptar la llegada de la tecnología disruptiva y ampliar sus coberturas, hoy limitadas exclusivamente a la venta de cero kilómetro. Una de las soluciones propuestas es la transformación del concesionario como centro de servicio.

En la actualidad ya existen métodos de compra online sin tener que pasar por el punto de venta
En la actualidad ya existen métodos de compra online sin tener que pasar por el punto de venta

La investigación que publicó Europa Press sostuvo que el crecimiento de las compañías tecnológicas amerita una colaboración en conjunto con el sector automotriz para evaluar una mejor absorción de los concesionarios online. Roger destacó que los cincuenta fabricantes de automóviles más importantes representan un 20% de la capitalización bursátil de las quince mayores empresas de tecnología.

Del estudio de la consultora europea se desprende que el 85% de los ejecutivos consultados y tres de cada cuatro compradores cree que los datos extraídos de los vehículos y la seguridad cibernética serán aspectos fundamentales en la supervivencia del negocio de la industria automotriz, con un impacto directo en el equipamiento de las unidades fabricadas en serie. También el informe estima que en el futuro la producción superará el umbral de las cien millones de automóviles con un bajo porcentaje de vehículos 100% eléctricos: apenas un dos por ciento, en contraste con las previsiones de la industria automotriz que imaginan un campo automotor dominado por propulsores eléctricos.

Seguí leyendo: