La Autobahn es una red de autopistas nacionales en Alemania que suele ser visitada por turistas para circular a velocidades prohibitivas en otros países (Getty)
La Autobahn es una red de autopistas nacionales en Alemania que suele ser visitada por turistas para circular a velocidades prohibitivas en otros países (Getty)

La velocidad máxima permitida en las autopistas argentinas es de 130 kilómetros por hora. Los vehículos que circulen por esas vías tienen un límite de velocidad establecido. Aquellos que lo vulneren se exponen a multas de hasta 44.600 pesos (4.000 UF). La reglamentación es similar en países como España, Francia, en algunas regiones de los Estados Unidos y en algunos segmentos viales de Alemania, un caso particular en el mapa de las restricciones de velocidad.

Sucede que en Alemania se encuentra el cielo de los amantes de la adrenalina. La Autobahn es el paraíso. Encierra un aura, un misticismo que convoca a conductores de todo el mundo. El piloto argentino José María López es uno de ellos. Establecido en Suiza, aprovecha para cruzar la frontera norte con Alemania y disfrutar de las legislaciones bávaras que en algunos trazados de ruta liberan las prestaciones de los más osados deportivos. "En las zonas donde no tienen límite de velocidad aprovecho para acelerar a fondo", reveló Pechito en diálogo con Infobae.

La Autobahn en Alemania tiene 6,5 mil kilómetros de ruta sin limitación de velocidad (Getty)
La Autobahn en Alemania tiene 6,5 mil kilómetros de ruta sin limitación de velocidad (Getty)

Sobre la Autobahn también sobrevuela una conciencia desproporcionada. No es una autopista individual sino una red de rutas nacionales en las que existen tramos definidos donde no hay limitación de velocidad. Se estima que los segmentos "no limit" son unos 6.500 kilómetros, ubicados lejos de las grandes urbes y señalizadas con marcas dinámicas difícilmente identificables para extranjeros, a efectos de un plan destinado a no estimular el turismo de discrecionalidad al volante. De hecho, se estudian proyectos de ley para cobrar peajes en estos tramos especiales.

La señal que habilita en la Autobahn de Alemania a circular sin límites de velocidad
La señal que habilita en la Autobahn de Alemania a circular sin límites de velocidad

La Autobahn no es una anarquía vial. Incluso en los intervalos "no limit" hay condiciones de circulación: en asfalto mojado o cargado de tráfico se instruye a respetar las máximas y las mínimas. No se permiten ciclomotores, bicicletas, peatones o cualquier otro actor social que circule a menos de sesenta kilómetros por hora. Está prohibido estacionar, cambiar de sentido o retroceder. Y será penado con quita temporal de la licencia o multas aquel vehículo que no respete una distancia equivalente a la mitad de la velocidad a la que circula (por ejemplo: cien metros de separación con el auto precedente en caso de circular a 200 kilómetros por hora).

Pero estos trechos de la Autobahn no son los únicos caminos del mundo donde la velocidad no está cercenada. La Isla de Man es una dependencia autónoma de la Corona británica, ubicada sobre el Mar de Irlanda con una geografía de 572 kilómetros cuadrados y 86 mil habitantes. Allí se celebra hace 110 años la competencia de Tourist TrophyTT-, donde los pilotos se convierten en mártires. La carrera de motos de la Isla de Man es épica, es orgullo, es una fábula donde corren -y mueren- los temerarios, los osados y los valientes.

En el Tourist Trophy de Isla de Man fallecieron 254 pilotos. En la última edición, en 2017, murieron dos motociclistas
En el Tourist Trophy de Isla de Man fallecieron 254 pilotos. En la última edición, en 2017, murieron dos motociclistas

En la isla no existe el límite de velocidad, salvo en las zonas urbanas o con un asfalto deficiente. En la carrera, las motos llegan a alcanzar 300 kilómetros por hora en rutas de ciudades pequeñas con paisajes de montaña y campos verdes y escenarios de castillos medievales. Sobre el puerto de Douglas, capital de la isla, se erige un cartel que dice: "Si no te gustan nuestra reglas, sale un barco cada media hora".

La Stuart Highway australiana tiene partes en las que no está reglamentada la velocidad máxima
La Stuart Highway australiana tiene partes en las que no está reglamentada la velocidad máxima

En Australia, la Stuart Highway conserva un intervalo de su camino exento de restricciones en el velocímetro. La autopista tiene una extensión de casi tres mil kilómetros y aunque en gran parte de ella la máxima establecida es de 130 kilómetros por hora, aún quedan un tramo libre de limitación entre Alice Springs y Barrow Creek. Este tramo se vio beneficiado por una reglamentación del gobierno local que desafectó a la autovía de la legislación dictada en 2007 que establecía límites de velocidad en el norte del país.

Lejos de la calidad de prestaciones del campo automotor y del nivel de infraestructura vial, en el sur de la India sólo los camiones tienen una máxima de velocidad. Los autos, las motos y los ciclomotores no deben someterse a restricciones en estados como Karnataka o Telanganano. La exención de medidas prohibitivas a la velocidad de circulación tiene un espíritu diferente en India, en Australia, en la Isla de Man y en Alemania. Pero los congrega una misma realidad: el poder de acelerar a fondo.

LEA MÁS: