El sector celebra el volumen de ventas pero critica la baja rentabilidad (iStock)
El sector celebra el volumen de ventas pero critica la baja rentabilidad (iStock)

La venta de autos cero kilómetro superó la barrera de las 900 mil unidades en 2017. Se contabilizaron en total 900.942 patentamientos: una cifra que ubica a los registros del año pasado como el segundo mejor año de la actividad. Primero, como la temporada más gratificante en la historia de las ventas en concesionarios, se mantiene 2013 con un parámetro inalcanzable: 955.023 autos vendidos, producto de una burbuja de ventas. El récord se produjo por la inminencia de la carga tributaria a los autos de media gama y la disparidad del dólar.

La Asociación de Concesionarios de Automotores de la República Argentina (ACARA) confirmó lo que se preveía. "Finalmente superamos las 900.000 unidades, algo que se terminó convirtiendo en una meta impensada pero que el mismo mercado fue estableciendo como objetivo cuando veíamos mes a mes que la demanda era fuerte y sostenida. Más allá de haber completado el segundo mejor año de la historia lo realmente destacable es el esfuerzo que toda la red comercial de concesionarios ha realizado para cumplir con los clientes en tiempo y forma, a pesar de haber trabajado con rentabilidad muy baja o nula, en algunos casos. El desafío ahora es poder corregir este aspecto vital para nosotros, e ir en busca de establecer un nuevo récord de la actividad durante el 2018″, celebró Dante Álvarez, presidente de la institución.

Las promociones, bonificaciones y el ritmo de incrementos por debajo de la línea de inflación beneficiaron las ventas de autos cero kilómetro en Argentina (iStock)
Las promociones, bonificaciones y el ritmo de incrementos por debajo de la línea de inflación beneficiaron las ventas de autos cero kilómetro en Argentina (iStock)

El máximo dirigente de ACARA dedicó su exposición a resaltar la labor de los puntos de venta, en un diciembre afectado por la especulación del público en relación a la derogación de la primera escala de impuestos internos y siempre regulada por la concepción del cliente que ajusta su interés y compra la unidad al enero siguiente, con modelo del año actual. Para subsanar esta práctica que perjudica el volumen de ventas, en el último mes del año hubo un festival de descuentos, bonificaciones oficiales o negociaciones informales en cada concesionaria.

En diciembre se vendieron 47.517 unidades: un 16,9% en relación al mismo mes del año pasado cuando se patentaron 40.645 unidades. En el contraste comparativo, 2017 protagonizó una suba interanual del 26,9% tras los 710.013 patentamientos de 2016.

Desde el sector automotor el desafío ahora es mantener el piso de 900 mil unidades, bajo las condiciones de un mercado sustentable. A comienzo de año, las estimaciones de automotrices y concesionarios eran de 750 mil patentamientos. Las cifras alcanzadas sorprenden, más allá de críticas sobre la baja rentabilidad del sector. El crecimiento de las ventas es atribuible a una recomposición del poder adquisitivo de los asalariados, la lluvia de bonificaciones más el ritmo independiente del valor de los vehículos por debajo de la inflación interanual.

LEA MÁS: