Con el tropiezo de Djokovic, el Golden Slam se confirma como una quimera: próxima y teórica oportunidad, en París 2024

El próximo objetivo del número uno del tenis mundial es la conquista del US Open, un torneo que podría desempatar el apasionante duelo de títulos de Grand Slam que mantiene con Federer y Nadal.


El alemán Alexander Zverev con el serbio Novak Djokovic tras ganar su partido de semifinales REUTERS/Mike Segar
El alemán Alexander Zverev con el serbio Novak Djokovic tras ganar su partido de semifinales REUTERS/Mike Segar

TOKIO - A Novak Djokovic le molestaban el calor extremo y la humedad de Tokio, pero sobre todo la ausencia de espectadores en los estadios de los Juegos Olímpicos. Si viajó a Japón fue por ambición, por sumar un ladrillo más en el edificio que busca construir, uno más alto que el de Roger Federer y el de Rafael Nadal. Quería el Golden Slam.

Una vez más, no será posible. La derrota del serbio en semifinales de Tokio 2020 ante el alemán Alexander Zverev, 1-6, 6-3 y 6-1, confirma lo extremadamente complejo que es enhebrar los cuatro grandes torneos del tenis y el oro olímpico en un mismo año.

“Me siento muy mal ahora mismo, no puedo ser positivo ahora mismo”, dijo Djokovic, que jugará contra el español Pablo Carreño Busta en el partido por la medalla de bronce del sábado.

“No sé, me siento muy mal... en todos los sentidos, pero mañana espero empezar de nuevo. Puedo recuperarme y al menos ganar una medalla para mi país”, añadió el serbio.

Tokio 2020 marcó, de hecho, la primera oportunidad desde que el tenis regresó como deporte olímpico en 1988, en que el Golden Slam era posible. Nadie llegó a Seúl 88, Barcelona 92, Atlanta 96, Sydney 2000, Atenas 2004, Pekín 2008, Londres 2012 y Río 2016 con todos los grandes títulos de la temporada en el bolsillo.

Nina Stojanovic, de Serbia, y Novak Djokovic, de Serbia, celebran tras ganar su partido de cuartos de final contra Kevin Krawietz, de Alemania, y Laura Siegemund, de Alemania REUTERS/Edgar Su
Nina Stojanovic, de Serbia, y Novak Djokovic, de Serbia, celebran tras ganar su partido de cuartos de final contra Kevin Krawietz, de Alemania, y Laura Siegemund, de Alemania REUTERS/Edgar Su

Djokovic sí, el serbio ganó en este 2021 los tres torneos de Grand Slam disputados. Si sumaba el oro en Pekín, el US Open en Nueva York le abría la posibilidad de hacer entre los hombres lo que una sola persona logró hasta ahora, la alemana Steffi Graf en Seúl 88.

La conquista del Grand Slam -los cuatro grandes torneos en una misma temporada- es algo que el tenis no ve desde que el australiano Rod Laver lo hiciera por segunda vez en 1969. Djokovic sigue en la carrera por esa hazaña.

El serbio, que no ha ganado hasta ahora el oro olímpico a diferencia de Nadal (en el singles de Pekín 2008) y Federer (en el dobles de esos mismos Juegos junto a Stanislas Wawrinka), tenía aún la posibilidad de hacerlo, pero en dobles mixtos. Junto a su compañera Nina Stojanovic llegó a semifinales, pero ambos fueron derrotados hoy 7-6 (7-4) y 7-5 por la pareja rusa Elena Vesnina y Aslan Karatsev. Así, este fin de semana Djokovic luchará por dos medallas, pero de bronce.

El próximo objetivo del número uno del tenis mundial es la conquista del US Open a mediados de septiembre, un torneo que podría desempatar el apasionante duelo de títulos de Grand Slam que mantiene con Federer y Nadal: los tres tienen 20, más que ningún otro jugador en la historia.

SEGUIR LEYENDO: