Roberto Marrero fue detenido este jueves en su residencia de Caracas (Foto: Facebook Roberto Marrero)
Roberto Marrero fue detenido este jueves en su residencia de Caracas (Foto: Facebook Roberto Marrero)

"Sigan la lucha, no se detengan, cuiden al presidente (Juan Guaidó) y que sea lo que Dios quiera". Esas fueron las últimas palabras de Roberto Marrero, jefe de despacho del presidente interino de Venezuela, minutos antes de ser detenido por agentes del Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin) durante la madrugada de este jueves.

El dirigente opositor fue arrestado luego de un violento allanamiento a su residencia, en el sector capitalino de Las Mercedes. Los funcionarios del Sebin llegaron a su domicilio cerca de las 2 am (6 GMT), le revolvieron sus pertenencias, le dejaron todo tirado, y después de casi dos horas de procedimiento se lo llevaron detenido.

Mientras lo retiraban de su vivienda, Marrero "gritó que le habían metido dos fusiles y una granada", denunció el diputado opositor Sergio Vergara, quien vive cerca del domicilio de Marrero y también sufrió un allanamiento en su casa durante la madrugada.

Ante la prensa, el parlamentario relató que los agentes le exigieron poner el rostro contra el suelo y las manos en la cabeza mientras revisaban su casa y le preguntaban por la ubicación de Marrero. "Yo les reiteraba que era diputado y que estaban violando mi inmunidad".

Señaló que los funcionarios se llevaron su teléfono y otras pertenencias, y comentó que ni él ni Marrero viven con sus familias porque manejaban la posibilidad de ser allanados o detenidos por el régimen chavista.

"Es una acción repetida, una metodología del gobierno para intentar que retrocedamos en el accionar que nos va a permitir liberar a Venezuela", indicó.

Sobre la detención de Marrero, amplió que desconoce si fue golpeado y contó que "fue obligado a abordar una unidad escoltado a los lados por funcionarios".

Guaidó repudió la detención del jefe de su despacho y sostuvo que "como no pueden secuestrar al presidente encargado de la República, secuestran a funcionarios". Pero advirtió: "Esto no nos va a detener".

Guaidó sostuvo que como no lo pueden detener a él, secuestran a sus funcionarios (REUTERS/Carlos Garcia Rawlins)
Guaidó sostuvo que como no lo pueden detener a él, secuestran a sus funcionarios (REUTERS/Carlos Garcia Rawlins)

"Me preguntan si hay riesgo de que vayan por mí. Por supuesto que hay, pero es evidente que no se atreven. ¿Por qué no nos buscan? Por el masivo respaldo internacional", agregó.

En conferencia de prensa, consideró que el de Maduro "es un régimen muy débil, que no tiene cadena de mando" y le envió un mensaje directo al dictador: "Aquí estamos Nicolás a plena luz del día, no nos van a intimidar".

Repudio internacional

El hecho fue condenado por decenas de países y organismos internacionales. Por estas horas hay una gran preocupación sobre el paradero del dirigente opositor, el cual se desconoce. La Comisión de Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas instó a la dictadura de Maduro a "respetar estrictamente el debido proceso y revelar inmediatamente su paradero".

Estados Unidos fue el primer en pronunciarse sobre la detención de Marrero a través de su secretario de Estado, Mike Pompeo. "Estados Unidos condena los allanamientos hechos por los servicios de seguridad de Maduro y la detención de Roberto Marrero, jefe de despacho del presidente interino Juan Guaidó", dijo en su cuenta de Twitter.

Horas más tarde quien también se manifestó fue el asesor de seguridad de la Casa Blanca, John Bolton: "Maduro ha cometido otro gran error. El arresto ilegítimo de Roberto Marrero, asistente del presidente interino Juan Guaidó, no quedará sin respuesta. Debe ser puesto en libertad inmediatamente y su seguridad garantizada".

En esa línea, el encargado de EEUU para Venezuela, Elliott Abrams también advirtió que "habrá consecuencias" para los agentes involucrados en los "allanamientos ilegales".

El senador Marco Rubio, por su parte, alertó que esta "escalada en la represión" del régimen chavista "podría marcar el comienzo de esfuerzos para arrestar a Guaidó".

Líderes latinoamericanos también condenaron el hecho. Luis Almagro, secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA) exigió la liberación inmediata de Marrero, mientras que el presidente de Panamá, Juan Carlos Varela, adelantó que tomará "medidas concretas" contra la dictadura venezolana si no libera al dirigente opositor "de inmediato".

Iván Duque, presidente de Colombia, consideró, en tanto, que "la comunidad internacional" tiene que censurar la "persecución criminal" de la dictadura chavista.

Doce países del Grupo de Lima rechazaron y condenar la detención. Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Guyana, Honduras, Panamá, Paraguay y Perú, exigieron al régimen de Maduro la liberación del político y el respeto de los derechos humanos.

"Exigimos el cese del hostigamiento a los demócratas venezolanos y de las prácticas sistemáticas de la detención arbitraria y de la tortura en Venezuela", apuntaron en un comunicado conjunto.

También la Unión Europea exigió la liberación inmediata del dirigente opositor.

Marrero también es representante legal de Leopoldo López (Foto: Facebook Roberto Marrero)
Marrero también es representante legal de Leopoldo López (Foto: Facebook Roberto Marrero)

Quién es Roberto Marrero

El opositor venezolano fue concejal del municipio Baruta y en la actualidad, además de desempeñarse como jefe del despacho de Guaidó, es representante legal de Leopoldo López, quien se encuentra detenido desde hace más de cinco años.

En 2016 fue secretario de la Asamblea Nacional, cuando era presidida por Henry Ramos Allup.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: