El país que figura como lugar de nacimiento en sus documentos es distinto a la selección que representan. Los casos más llamativos: Senegal, Suiza y Marruecos